Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

No entienden la economía

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 21 de agosto de 2008, 12:23 h (CET)
Nos sorprenden algunas opiniones de aficionadas a la política y, a la vez, llamativas ‘personajas’ del socialismo trafullón. Nos estamos refiriendo a la secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero.

Muchas veces, la ignorancia suele ser muy atrevida. Esta doña asegura no preocuparle el tema de las hipotecas y de los morosos. Claro, cómo le va a preocupar con su sueldo y sus prebendas. Pero sepa, señora o señorita doña, que es una de las candidatas a volver al INEM, dada su chulesca incompetencia y su burlona malicia. Fíjense lo que ha dicho. Según ella, el último repunte de la tasa de morosidad crediticia en junio “no es preocupante” y subrayó que, además, “no es descartable” que el Banco Central Europeo (BCE) baje en corto período de tiempo los tipos de interés.

La estupidez económica de Inmaculada no ofrece duda. Ha llegado a decir también la señora o señorita Rodríguez-Piñero que los actuales niveles de morosidad se mantienen dentro de unos “márgenes razonables” y “previsibles”, dado el gran número de hipotecas que fueron suscritas durante los últimos años. Señora doña: lo que usted dice es dañino para quienes deben hipotecas que no van a poder pagar. Dígaselo a miles de familias de inmigrantes que vinieron engañados y que ya se han marchado, dejando la hipoteca a su suerte y a la suerte del banco que no sabe si dar carpetazo o qué hacer.

Esas hipotecas se constituyeron teniendo en cuenta unos tipos de interés más bajos que nunca. Ahora los tipos van a volver a subir no tardando — posiblemente en septiembre u octubre — y la situación será mucho peor, excepto para los socialista como esta doña que se mofan de los trabajadores y de las situaciones penosas de los menos pudientes. Tal vez lo más triste es que la opinión de Inmaculada coincide con la confusión que acompaña a Pedro Solbes.

Nuestra aludida doña, ha precisado que “no es descartable” que, si se mantiene esta tendencia, la institución gobernada por Jean-Claude Trichet rebaje los tipos interés, ahora en el 4,25 por ciento. Con ello se daría un balón de oxígeno a las familias cuyas hipotecas tienen una referencia a tipos variable.

Por favor, que manden callar a esta doña. ¡Es peligrosa, muy peligrosa con sus desbarradas opiniones económicas! No solo Trichet y el BCE no están por la labor de rebajar los tipos, sino que subirán posiblemente de aquí a diciembre. Los socialistas, como la citada doña, se están convirtiendo en un peligro público, sobre todo cuando hablan sin saber y sin alcanzar a comprobar si matan, hieren o espantan.

Deberían saber que, finiquitada la burbuja inmobiliaria, los tipos no pueden continuar tan bajos, porque van contra el ahorro. Y el ahorro es lo que ahora se precisa para aumentar la inversión. Estos socialistas de mala fe, como la doña de referencia, se han vuelto locos con la economía. Ni la entienden, ni saben para qué sirve.

El Ejecutivo socialista no solo no se cansa de predicar incompetencia, sino que abusa de contar con los medios de comunicación, con lo que difunde verdaderas barbaridades que confunden a la población. No hay vuelta de hoja: la legislatura ya está agotada y procede disolver las Cortes cuanto antes.

Urgen nuevas elecciones generales. ¿El problema? No hay oposición y Rajoy también aventa sandeces cuando puede, así como carece de equipo práctico y eficaz, además de haber un descomunal desconcierto en la sociedad española. ¿El otro problema? Las barbaridades, expuestas como opinión económica, de incautos y doñas como la tal Inmaculada, de apellidos Rodríguez y Piñero, secretaria de Política Económica del PSOE, con lo que ya no hay duda de que la LOGSE ha vuelto majaretas a toda una generación socialista.

Tienen el don del atrevimiento y el perdón de la ignorancia.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris