Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Diferenciar entre Cataluña y políticos catalanes

Xus D. Madrid (Palamós)
Redacción
jueves, 21 de agosto de 2008, 15:30 h (CET)
Me considero un buen aficionado al fútbol, pero de entre los clubes españoles hay uno del que no soy simpatizante, una de las razones, tal vez la más importante, por la que no soy seguidor del FC Barcelona es por que hay muchos catalanes, algunas veces la misma directiva, que confunden este respetable club de fútbol con Cataluña, más respetable aún.

Con referencia a la línea editorial de la cadena COPE y, la visión de estado y de la sociedad de algunos políticos catalanes, entre ellos los actuales gobernantes, es por lo que surgen esas críticas a toda la cadena, cuando, por lo que se quejan algunos, deberían ser sólo de los directores de algunos programas. Precisamente por eso la COPE es crítica con determinadas formas de hacer y concebir la política en Cataluña. Cuestionar el laicismo de determinadas leyes, preguntarse por la exclusión que generan determinadas políticas lingüísticas, fiscalizar las acciones de los cargos que conforman el Ejecutivo catalán, defender la libertad religiosa y educativa frente a un modelo estatalista o criticar el nacionalismo excluyente, no puede considerase de ningún modo un ataque a Cataluña, sino un servicio al pluralismo social, a la libertad y a la presencia cristiana en un entorno cada vez más dominado por el relativismo.

Otra cosa es la descalificación de personajes que, principalmente Losantos, hacen de algunos políticos y a veces de Cataluña como comunidad en la que se dan estas situaciones, descalificaciones que considero reprobables. Una cosa es criticar unas políticas y otra degradar a las personas o a las comunidades. Es así que de la misma manera que se debe diferenciar entre el Barça y Cataluña, se debería hacerlo de Cataluña y la actuación de los políticos catalanes en el poder. De la misma manera creo se debe diferenciar la línea editorial de un medio del mal uso que pueda hacer algún director de programa.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris