Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Los Juegos Olímpicos (III)

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
miércoles, 20 de agosto de 2008, 13:23 h (CET)
En los futuros Juegos Olímpicos de Andrómeda 3008 aún es posible que recuerden la gesta de los 8 oros de Michael Phelps cien años antes o que incluso esté por batir. A los humanos de hoy nos quedará el orgullo de saber que hemos sido contemporáneos a este anfibio mitad hombre mitad pez que en vez de brazos tiene aletas y en vez de músculos escamas.

Pero bueno, volviendo a lo terrenal, destaquemos a una semana de la conclusión de los Juegos las últimas cinco medallas seguidas del deporte español. Cada una en su estilo, distintas, pero igual de valiosas al fin y al cabo. Enhorabuena a Rafa Nadal, a Vivi Ruano-Anabel Medina, a Joan Llaneras, a Gervaso Deferr y a Íker Martínez-Xabi Fernández.

RAFA NADAL, O REI
El tenista total, el luchador incansable, el deportista superlativo. Rafa Nadal llegó a Pekín y no se encontraba. Este lunes salió de Pekín con el oro olímpico y con el número 1 mundial. Tremendo. Y todo después de un cuadro individual duro, exigente, en el que la piedra angular fue el triunfo en semifinales ante un Novak Djokovic que salió llorando de la pista. Y es que ante Nadal no sirven estrategias. Aún jugando tu mejor tenis, te vas para casa. Bueno, pues eso, último punto antológico con un Nadal fuera de la pantalla de televisión y devolviendo lo imposible al cañonero serbio. Este mallorquín es único.

RUANO-MEDINA, ARTE FUSIÓN
Qué grande es esta pareja. La veteranía de Vivi y la juventud de Anabel al servicio de una España que se llevó una reluciente plata en dobles femeninos. En semifinales nos merendamos con patatas a las chinas y en la final no pudimos con las Williams, que más que tenistas, parecen dos competidoras de halterofilia. Y, claro, su calidad y fuerza bruta hicieron el resto. Las nuestras, en el segundo set, ya estaban pensando en su camita, en la tortillita de mamá, en el paseito por el pueblo con su medalla, en fin, en la añoranza de volver a tus orígenes a disfrutar del éxito con los tuyos.

JOAN LLANERAS, PISTA RÁPIDA
Y el ‘llaneras’ solitario cabalgó de nuevo en la conquista hacia el Olimpo. Joan Llaneras es ese tipo de deportistas del que necesitamos acordarnos cada cuatro años, pero durante esos cuatro años trabaja fabricando el oro que después nos regala. La muerte en Bélgica de su compañero Isaac Gálvez –con el que logró un oro mundial- hace dos años renovó con más fuerza si cabe su compromiso en Pekín. Salió a la pista a morder, consciente de que no le podía fallar a su ‘hermano deportivo’. Y lo hizo, le brindó el oro olímpico y se fue a su casa. Lo suyo es impagable.

GERVASIO DEFERR, DEL SUELO AL PODIO
Admiro a Gervasio. En el abrazo que nos dimos en el Aeropuerto antes de salir a Pekín le dije que pasara lo que pasara, España le lleva en el corazón. Gervasio representa los valores del deportista del pueblo, del espíritu de sacrificio, de la lucha contra la adversidad, de los errores y las enmiendas. Muchos le condenaron en su día, pero él, a la hora de la verdad, nunca falla. Y ganó la plata, que bien pudo ser el oro ante un jovencito chino tembloroso que hizo lo correcto, pero no fue mejor que Deferr. Claro, esto es Pekín y los jueces están de un casero realmente preocupante. Gracias, Gervi, la medalla del pueblo ya está en casa.

MARTÍNEZ-FERNÁNDEZ, ATRACO MARÍTIMO
Disculpen que empiece con la palabra ‘atraco’ para definir el oro que no se han podido llevar los españoles Íker Martínez y Xabi Fernández, dos regatistas de lujo que me recordaron a Jim ‘Truman’ Carrey navegando entre la tempestad y llegando a meta como exhaustos héroes. Pero, claro, cuando te enteras que los daneses rompen el palo, se van a puerto y piden prestado el barco croata, no homologado para la prueba, y se llevan el oro pese a la reclamación formal, pues es de traca, además de la retransmisión de Televisión Española, que por un momento pareció Gomaespuma Nius. A partir de ahora si a Sainz se le rompe el coche a 500 metros, que se lo pida a McRae. Si Alonso destroza su monoplaza, hace autostop y que le lleve Kovalainen. Si Pedrosa se cae, nada, le pide la moto a Rossi. Yo no he visto nada igual así que no hagan caso del medallero olímpico. Política pura…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris