Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Sandinistas repudiados por la "izquierda" en Paraguay

Luis Agüero Wagner
Redacción
martes, 19 de agosto de 2008, 12:12 h (CET)
Rosario Murillo, esposa del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó duramente a la ministra paraguaya de la mujer, Gloria Rubín, quien previamente condenó a Daniel Ortega como un depravado sexual, haciéndose eco de unas denuncias del año 1998 y prejuzgando sobre el fondo de las mismas, que por involucrar a un líder político gravitante en Nicaragua nunca serán del todo concluyentes, y mucho menos juzgadas a miles de kilómetros de Centroamérica.

Daniel Ortega, actual Presidente de Nicargua y Maximo lider de la organizacion guerrillera Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y su esposa, siempre negaron la veracidad de tales acusaciones, y la Asamblea Nacional de Nicaragua rechazó en una oportunidad el pedido de desafuero, en tiempos en que el partido de Ortega era minoría y se encontraba en la oposición.
Murillo reacciono por lo que calificó "una campaña mediática de injurias y calumnias", en referencia a un manifiesto firmado este jueves en Asunción por varias asociaciones de mujeres y presuntos grupos de defensa de los derechos humanos en el que se repudiaba la presencia de Ortega en Paraguay. De esta forma personajes vinculados a la embajada norteamericana de Asunción frustraron la presencia en el "nuevo" Paraguay de uno de los más representativos e históricos referentes de la izquierda latinoamericana, a pesar de que la llegada al gobierno del clérigo Fernando Lugo ha sido saludada por la prensa mediática internacional como un supuesto "triunfo de la izquierda".
El comunicado, para el cual Gloria Rubín declaró no haber consultado con el clérigo presidente Fernando Lugo, repudiaba "la presencia en calidad de invitado oficial" en Asunción "del violador Daniel Ortega Saavedra, que por 20 años esclavizó sexualmente a la hija de su esposa".

Aunque se informó de que Gloria Rubín es futura ministra de la Mujer en Paraguay, "no la vimos hoy siendo juramentada, porque es una secretaria de cuarta categoría y sobrina de un ministro de Stroessner y su esposo dueño de varias radios", dijo Murillo.

La polémica se desarrollaba mientras el senador Gustavo Alfredo Stroessner, nieto del dictador que por 34 años gobernó con mano de hierro el Paraguay, participaba en primera fila, como invitado de honor y árbitro del poder en Paraguay, a la toma de posesión del clérigo Fernando Lugo como Presidente del Paraguay, cuyo triunfo hizo posible dispersando los votos colorados..

La influyente ministra, que en la práctica prohibió a Daniel Ortega la entrada al Paraguay con el escándalo mediático que desató, se encuentra vinculada a la intacta red de medios de comunicación que Stroessner fundó por medio de sus amigos de confianza: Aldo Zuccolillo, fundador de ABC, Alejandro Cáceres, director de Radio Nacional y uno de los mayores panegiristas del dictador, o el periodista Humberto Rubín en Radio Ñandutí, emisora financiada por el coronel Pablo Rojas, administrador de parte de los bienes desviados por Stroessner.
Esta red terminó cooptada por la embajada norteamericana de Asunción y en los últimos meses de la dictadura se pasó a la vereda de enfrente. Así, estos medios bien remunerados por la CIA para desestabilizar al anacrónico dictador, superaron luego los límites de lo que toleraba el estronismo y sufrieron interferencias, suspensiones y cierres –caso de ABC en 1984– que no impidieron su reflote mediante financiación externa, sobre todo de fuentes norteamericanas.

LA INEFABLE FAMILIA RUBÍN
La familia Rubín lleva varias generaciones figurando tanto en los presupuestos del estado paraguayo, como en los de la National Endowment for Democracy, organismo que trabaja en forma coordinada con la CIA norteamericana, además de lucrar con propaganda oficial del estado paraguayo y de la USAID. Humberto Rubín ganó notoriedad en Paraguay oficiando de animador de los cumpleaños del dictador Stroessner.

RUBÍN, ANIMADOR DE LOS CUMPLEAÑOS DE STROESSNER

Humberto Rubín, esposo de Gloria Godoy y por lo tanto sobrino político del ministro de Stroessner Adán Godoy Jiménez, fue el eterno animador de los cumpleaños del general Alfredo Stroessner. Aún hoy se recuerda el kilométrico elogio que Rubín le dedicó al "Ilustre Jefe" el 3 de noviembre de 1979, en ocasión del gran Festival de Gratitud por la Paz, organizado por APA en el Estadio Comuneros. Stroessner ya llevaba más de 25 años en el poder, y de las brutales represiones internas se pasó a una multinacional del terror, con la "Operación Cóndor". Pero Rubín, tal como queda probado, seguía elogiando al dictador. Como único descargo de Humberto Rubín puede decirse que él nunca fue partidario del "servilismo voluntario". No. Él profesó siempre y fervientemente "la paraguaya teoría de las medias", cuya aplicación suponía siempre que la adulonería debía ser proporcional a la ventaja que se quería obtener.

CAJA COMPENSADORA
El "puñado de tierra" que no lograron los campesinos en décadas de lucha organizada, Humberto Rubín consiguió con la infalible receta de la adulación, que era la moneda de curso legal en aquellos años interminables de tranquilidad desesperada. El servilismo tenía abultados precios en las ventanillas gubernamentales. Tanto es así que, durante la prolongada dictadura de Stroessner, funcionaba una suerte de Caja Compensadora donde el servilismo y la adulación eran facturados a un precio sumamente razonable. De allí salían adjudicaciones de dilatadas extensiones de tierra, que favorecía a una selecta colectividad. Rubín, ambicioso y listo como el hambre, también empezó a explotar exitosamente el despreciable negocio de la adulonería. Conforme al expediente Rubín / Irala 1973, que contiene documentos sobre adjudicación de tierra, obrantes en el Instituto de Bienestar Rural, "el gran luchador" Humberto Rubín fue beneficiado por Alfredo Stroessner con 2.000 hectáreas de tierra en

la localidad de Domingo Martínez de Irala, contrariando expresas disposiciones del Estatuto Agrario, Ley No 864/63. Rubín ciertamente no era ni fue nunca sujeto de la reforma agraria, pero para un privilegiado animador de los cumpleaños del dictador poco importaba ser sujeto de la reforma agraria. Por sus servicios a la dictadura, Humberto Rubín figuró en la lista de beneficiarios del dictador hasta bien entrada la década del ´80. De las tierras adjudicadas a Rubín quedan constancia en la Resolución No 862 del Instituto de Bienestar Rural, de fecha 25 de mayo de 1977. Ante semejante privilegio, cabe preguntarse: ¿Cuántos fueron los campesinos asesinados por reclamar la centésima parte de esta adjudicación?

HUMBERTO RUBÍN DESCUBRE LA DICTADURA Y UN NUEVO NEGOCIO
Poco más de treinta años después de iniciada la dictadura, Humberto Rubín descubre que el general Alfredo Stroessner no era un demócrata, sino un "deslustrado déspota". Inmediatamente cruza a la vereda de enfrente para convertirse sin más trámites en un ferviente demócrata y en un cliente privilegiado de la "National Endowment for Democracy", una de las tantas organizaciones que le proveía de miles de dólares a cuenta de su nueva convicción. Remar hacia la otra orilla estaba dando excelentes resultados, y desde 1986 Rubín pudo comprobar que ser "demócrata" era tan rentable como lo fue en otro tiempo el negocio de la adulonería. Decidido a explotar este nuevo rubro comercial, hace un curso acelerado de "demócrata", practica día y noche, hace dieta, baja de peso, y en poco tiempo acumula todas las virtudes "facturables" en ventanillas de ultramar.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris