Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntivas   -   Sección:   Opinión

Visiones incompletas

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
domingo, 17 de agosto de 2008, 22:01 h (CET)
Casi pudiéramos añadir al título un complemento; incompletas, como lo son todas las visiones. Nadie en su sano juicio, pretenderá disponer de la visión completa de nada, por muy inteligente que sea. Siempre hay parcelas ocultas o modificaciones derivadas de las formas de observación. Puntos de vista, certeros o verdaderos dislates, según las características de cada manifestación. Consideradas así unas AFIRMACIONES concretas, su relevancia exigirá un debate permanente, un diálogo y nuevas aportaciones al razonamiento de que se trate. ¿Qué importancia le daremos a cada una de esas afirmaciones? ¿De qué dependerá su fuerza?

A poco que nos fijemos, influyen diversos FACTORES a la hora de una calibración de dichas manifestaciones. Su fuerza ante el público se deriva no pocas veces de la persona que emitió esas aseveraciones; no se apreciará lo mismo cuando lo dijo una gran personalidad o un ciudadano común. Con un error subsiguiente, el gran personaje puede decir tonterías, pero pasan como una gran verdad, al venir de quien vienen. Es muy frecuente que se expresen en frases cortas y aforismos; ese esquematismo facilita su percepción, sin entrar en otros detalles del concepto manejado. De esta manera, a nivel del gran público, se agarran a la expresión simple y facilona, sin entrar en más detalles. ¡En qué pocas ocasiones se profundiza en el sentido auténtico de lo dicho! Ese ideal, permanece en el desván remoto, se impone la valoración facilona del mensaje.

Centremos hoy las consideraciones en 3 expresiones de personajes famosos. Machado, Tagore y el Papa Benedicto XVI, que he visto citadas estos días en la prensa. Con ellas introducimos unos pensamientos, recogidos como frases escuetas; sin embargo, su contenido, veremos que ofrece una serie de posibilidades en las que caben nuevas apreciaciones de signo variable. Paso a comentarlas a continuación.

Escribió don Antonio Machado, “Ignorar es despreciar”. ¿Queda bien así la aseveración? Pienso que son dos cualidades bien diferentes, pasiva la una y activa la otra. Somos limitados y como consecuencia la gran mayoría de las cosas, incluidas las próximas, acontecen y se desarrollan sin que nos aprecibamos. No es indiferencia, es que no llegamos. Aún si consideramos aquello de tener poco afán de saber, será pereza u otra cosa, pero ese desconocimiento no es desprecio activo. Por lo tanto, empecemos con el DESCONOCIMIENTO, con todo lo que supone, como esencia de la ignorancia, sin más.

¿Cuándo se trata de desprecio? Quedó claro que si se da verdadera ignorancia, no se conoce, no se desprecia. Hay que detectar la presencia del otro, percibir su significado y chocar con sus apetencias; para empezar a encontrarnos con factores displicentes hacia los demás, haciendo de menos a gente con la que establecimos alguna relación. El DESDÉN puede ser general, enfocado hacia cualquier prójimo. Es más frecuente entre compañeros en áreas de influencia, trabajo, familias, diversiones, etc. Si se profundiza en esta actitud separadora, se alcanzan gritos, insultos, segregaciones, abusos, agresiones; por que se pasó por encima de esas otras personas. No es falta de conocimiento, de manera perversa, se tratan de conocer las características del otro, para despreciarlo en diversos grados de malicia.

Otra frase está relacionada con Tagore, viene a decir que el hombre se escuda en la MULTITUD para ahogar el clamor de su propio silencio, sin esforzarse en pensar por su cuenta. Se incluye el anonimato encubridor, la pereza e indolencia y un pensamiento débil acomodado al ambiente social. Sin embargo, no conviene olvidar la imposibilidad de forjarnos como independientes. Desde el nacimiento, comenzamos a servirnos del entorno humano. Más tarde se suman diversas conexiones escolares y de relaciones sociales. Queramos o no, estamos entroncados en la sociedad, desde los vericuetos subconscientes, hasta los más claramente expresados en los diálogos de la convivencia. Es decir, uno se escuda en el grupo, sí; mas no puede librarse de semejante atadura. El gran asunto gira en torno a la posible creatividad personal, la tendremos o no, muy metidos en el magma que representa la multitud.

La riqueza de conceptos expresados en los discursos papales, dirigidos a los ámbitos de cada momento, representan un buen compendio de aspectos interesantes. La tercera referencia de hoy, se centra en el discurso de Benedicto XVI en Ratisbona; aún sigue suscitando comentarios. En ese ambiente universitario, la ciencia y los razonamientos son predominantes, nos conducen a través de actividades, conceptos y proyectos. Allí pronunció la siguiente frase, “No actuar según razón, no actuar con el logos, es contrario a la naturaleza de Dios”. Recalca que si hay un Dios, la razón forma parte del hecho humano. ¡No es decir mucho! Empezando por los GRADOS de esa razón en cada persona, quien más, quien muy poquito y los medianos. Luego se amplia el panorama con los SECTORES mentales o más propiamente psicológicos: Políticos, sensibilidades, creencias, amor, virtudes, defectos. No parece suficiente eso del logos a secas.

En casi todas las actuaciones influyen unas determinadas “razones”. ¿Cuál es el enfoque decisivo? ¡No hay escapatoria! Ni con, ni sin razón, por que confluyen otras POSIBILIDADES no escritas, unas menos racionales que otras. Exigen un descubrimiento permanente, una aplicación congruente y una crítica constructiva para la renovación del discurso en cada ciclo personal. Tremendo reto, esa inseguridad permanente, para una BÚSQUEDA cantada por muchos poetas; ella, la búsqueda contínua, es la misión humana. ¿Les recuerda el camino a Ítaca de Kavafis? Caminando vivimos hasta que paramos, a rastras con el subconsciente, hacia el porvenir, con toda la complejidad del pensamiento. Ya no veo tan clara la afirmación del Papa, aunque este es un Papa con muchos razonamientos y gran fondo intelectual. En este caso, me refiero a la frase en particular, no conviene quedarnos ahí. Proliferan los contextos y otras visiones del problema, forman parte de un planteamiento más amplio, sin olvidar que siempre estaremos inacabados.

Retomando la idea de los primeros párrafos, seamos conscientes de la gran riqueza de PERSPECTIVAS humanas. Vendrá bien un dicho o una frase escuetos, para destacar un aspecto o poner más énfasis en una crítica. Sin embargo, en los ambientes donde domine lo superficial, no es bueno entretenerse en etiquetas demasiado simples; al final, podemos creernos que no existe nada más allá de de esa frase.

Cada uno estamos en camino hacia nuestra Ítaca particular, y resulta peligroso eso de ceñirse en exceso a otras particularidades. Es el DESCUBRIMIENTO personal, con su responsabilidad, el núcleo de conexión con las grandes esencias. Si mundanas, para una convivencia adecuada. Si entroncamos con la Divinidad, no podremos eludir nuestro compromiso.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris