Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Tarde, mal y sin rumbo fijo (made in ZP)

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 16 de agosto de 2008, 12:26 h (CET)
El señor ZP se ha arremangado, se ha enfundado su mono de faena y ha puesto cara de velocidad para que todos los españoles nos enteremos de que, por fin, ha decidido dejarse de zarandajas, apartar al señor Solbes ( magnífico chivo expiatorio) de su responsabilidad y ponerse, él mismo, con todo su bagaje de “conocimientos económicos”, al frente de la Comisión de Asuntos Económicos, para presidir la reunión que ha sido convocada, estratégicamente, a mediados de Agosto para “salvar” a España de la recesión. Una de las triquiñuelas para desmentir a aquellos que le recriminaban que se preocupaba más de ver los Juegos Olímpicos, desde su refugio en Doñana, que en buscar soluciones para la crisis española. Al parecer, lo que se va a tratar en dicha asamblea ya estaba decidido de antemano, desde antes de partir de vacaciones, pero se decidió escenificar la puesta en marcha de las misteriosas medidas anti crisis, para la plena canícula agosteña. Esto les permite proveerse de una buena coartada para tapar las críticas de los que acusaban al Gobierno de indolente e inoperante ante el derrumbe económico de España. En todo caso, ya podemos ponernos a temblar. porque entre los asistentes a la reunión, entre los que han de aconsejar a Zapatero en este “decisivo” cónclave económico, tenemos a personajes tan “brillantes” como la ministra de Fomento, la señora M.Alvarez y el salvador de la patria, el señor Sebastián, el gran rival del profesor Franz de Copenhague del TBO solo que, en este caso, en materia económica. Sin embargo, no deja de ser llamativo que falte a ella, según parece, la ministra de Ciencia e Innovación, la señora Garmendía, de la que no se oye hablar ni para mal ni para bien; pero que parece que algo tendría que poder decir respecto a la recesión que padecemos.

En todo caso, tiempo habrá para comentar los resultados que se puedan derivar de este acontecimiento y de la reunión del Consejo de Ministros que se va a celebrar posteriormente, cuya misión principal sería bendecir y ratificar lo acordado en la Comisión de Economía. Sin embargo, hoy será mejor comentar la postura de nuestro Gobierno ante los dramáticos acontecimientos ocurridos en Georgia, como consecuencia de la invasión de las tropas rusas y de los miles de civiles que han sido masacrados en esta operación. Ha tenido que ser la señora Fernández de la Vega quien, desde su prolongado periplo por tierras americanas, donde está ejerciendo de Papá Noel repartiendo millones a manos llenas (se habla de que ya son 131 millones de euros los que ha repartido por México, El Salvador y Ecuador); ha manifestado, respecto al conflicto de los Urales que, para nuestro Gobierno, lo importante es que se resuelva “mediante el diálogo entre las partes”, una manera absurda y, pretendidamente, diplomática de valorar una actuación de un ejército invasor que ha violado la soberanía de un país libre, llevada a efecto por una potencia dominante, prescindiendo de la opinión de la ONU( que ya la ha condenado), prevaliéndose de su posición de fuerza en la región y que, por si fuera poco, ha costado la vida de varios millares de personas y. Por supuesto que a la vice de La Vogue no se le ha ocurrido comentar que Rusia está muy interesada en Georgia, a causa de que por ella discurren importantes conducciones del petróleo del que se sustenta buena parte de Europa.

Y es, señores que, como siempre, este Gobierno que padecemos, usa de una distinta vara de medir según que se trate de juzgar al señor Bush de los EE.UU o al señor Sarkozy de Francia o, por el contrario, se deba emitir opinión acerca de los hechos llevados a cabo por sus “amigos” del cono sur americano, de la Cuba de Fidel Castro o, en este caso, de la Rusia de Putín. Muchos echamos de menos el posicionamiento de todos estos eternos defensores de los Derechos Humanos. De estos que tan pródigos son en lanzarse en defensa de las “víctimas” de la Globalización o de los ciudadanos de Irak o de los derechos de las mujeres; cuando se trata de poner en la picota a democracias regidas por gobiernos conservadores y, no obstante, vean ustedes la mudez absoluta de señores como Bosé, Ana Belén, Lupi, Victor Manuel, y demás beneficiarios del famoso Canon Digital; cuando debieran manifestarse, desgarrarse las vestiduras y anatematizar una invasión de un país poderoso, mediante una apabullante superioridad en material bélico, sobre una nación que lo único que intentaba era mantener su unidad territorial combatiendo contra los secesionistas. Esta doble moral de la izquierda es la que vienen practicando desde siempre y la que les sirve para justificarse cuando ellos usan la fuerza, practican la opresión o se saltan las leyes a la torera, siempre que convenga a sus fines, usando el manido recurso, del “bien del pueblo” o de “la defensa de la democracia”; pero, que no tienen ningún empacho en reprochárselo a la derecha en el momento en que piensan que pueden utilizar tal recurso para perjudicarla. Vean la vergonzante postura de todos estos hipócritas de la farándula que, cuando los ciudadanos españoles estamos pasando por penurias económicas, las oficinas del INEM rebosan de parados y la morosidad de la familia se dispara a cotas desconocidas alcanzando, durante el primer trimestre del corriente año, la desorbitada cifra de los 945.712 millones de euros; sin embargo, han sido incapaces de elevar una protesta y solidarizarse con los que no pueden llegar a final de mes o con aquellos cuyas hipotecas les obligan a prescindir de lo esencial para poder pagar sus cuotas. La causa: su dependencia del Gobierno para seguir chupando de subvenciones porque sin ellas la mayoría de ellos deberían haberse retirado de la profesión.

En todo caso esta es la fama que se ha ganado ZP con su política internacional errante, sus apoyos a Fidel y a Chávez y sus quijotadas con la Alianza de Civilizaciones. En Europa ya no se acuerdan de España, las decisiones las toman países como Alemania, Francia e Inglaterra sin preocuparse de informarle a Zapatero y menos al incompetente de Moratinos. De ser una primera figura europea en tiempos de Aznar, envidiada por Francia, admirada por Italia y respetada por el resto de Europa, amen de contar con la amistad de EE.UU; España ha pasado a ser la última de la clase. Y ahora también, por si fuera poco, la más pobre.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris