Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

Olimpiadas sin libertad

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 16 de agosto de 2008, 12:26 h (CET)
Silencio. Es lo que amablemente ha solicitado el COI, esa organización compuesta por gente políticamente correcta que se pasa el día presumiendo de demócrata, guarden los deportistas olímpicos en relación con los crímenes cometidos diariamente por el régimen socialista chino. Nada de hablar de política. Nada de defender derechos y libertades. Silencio. Tiannamen ni mentarlo. La represión de los monjes tibetanos por parte del régimen chino es algo que hay que silenciar. Señores deportistas, si quieren volver a representar a sus países en una Olimpiada, no molesten a la dictadura, que, al fin y al cabo, esto de las Olimpiadas, no es sólo deporte ni cosa de valientes. ¿No ven que también son un inmenso negocio del cual viven, sin apenas notar la crisis económica, decenas de comedores y bebedores del COI? Es lo que se llama tener principios y convicciones. La pasta ante todo.

“No te metas en política”, le habrán dicho en tono paternalista al joven deportista de turno, rememorando la manida frase que se podía escuchar en numerosos hogares españoles durante los cuarenta años en que gobernó un tal Francisco Franco, que era igual de autoritario que los mandamases chinos ante cuyo régimen se licuan dirigentes de todo el mundo. Estimados lectores, para entendernos: ¿se imaginan que en época franquista a España el COI le hubiera concedido, a mayor gloria de la dictadura y del dictador, la posibilidad de celebrar unas Olimpiadas en Madrid o Barcelona y que encima hubieran exigido a los deportistas de todo el mundo que no denunciaran la falta de libertades reinante en España? ¿Qué les parecería? Pues sepan que el gobierno español, el mismo que tanto presume de talante democrático, ha apoyado la pretensión de coartar la libertad de expresión de los atletas y que los liberticidas, una vez más, se escudan en el consabido “no hay que mezclar deporte con política” (gran excusa para mirar hacia otra parte) sin que nadie les diga eso de “una cosa es predicar y otra dar trigo”.

Lamentablemente, por el momento, ningún deportista español, pensando en su carrera profesional que depende en gran medida de la decisión de los represores de la libertad de expresión del COE, les ha hecho un merecido corte de mangas y ha montado una buena ante las televisiones de todo el mundo para patatús tanto de Moratinos como del régimen criminal que tanto admira José María Lasalle –ya saben, lo más de lo más del nuevo PP-.

Tampoco la izquierda que en 1936 organizó unos juegos alternativos a los de Berlín en Barcelona, se ha mostrado indignada. Más bien todo lo contrario. Y es que, al fin y al cabo, China es socialista. Como ellos. Y ahora, a callar.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris