Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

¿Sabrán las sanchopancescas féminas lo que significa ropa “interior”?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 14 de agosto de 2008, 20:06 h (CET)
Este verano me aburro y no sé de qué escribir para ustedes; un verano como éste que ni tiene incendios de dimensiones colosales para poder meterse con las manías españolas ni apagones generales para meterse con las eléctricas no parece verano. Esto de que no haya apagones tiene una explicación sana y nada malintencionada: Ya están funcionando las primeras medidas anticrisis del Gobierno, y además de poner bombillas de bajo consumo también hemos puesto aparatos de aire acondicionado de bajo consumo. Además de lo que ayuda no llevar corbata.

O quizá sea que ni siquiera está haciendo un calor excesivo para llevarse al teclado y acabar la columna de la semana de una sentada, no como otros años, que te montabas en el autobús urbano o te ponías en la cola del pescao y oías a los jubilatas rabiar contra el calor y te daban mil y una ideas para escribir durante varios días.

Afortunadamente siempre nos quedarán el monstruo del lago Ness y los juegos olímpicos, en todos los veranos hay mundiales de fútbol o juegos olímpicos… Ah, se me olvidaba, tampoco hay verano sin que la URSS invada algún país torpe que se cree que puede ser libre. Hungría, Checoslovaquia y Georgia. Tres muescas en la culata de los zares ¿Y Occidente? No le molesten, está reunido en alguna comisión de la OTAN o de la OSCE… O de la ONU, da igual, no le mareen. ¿La URSS? Bueno, cual sea el collar que lleve puesto en el presente siglo.

Y eso es lo que le ha pasado a la prensa inglesa, que en verano es realmente duro sacar a los quioscos un periódico cada día. De algo hay que hablar y de algún sitio hay que buscar con qué entretener a los lectores cada día. ¿O qué piensan ustedes que es sino esa artificial polémica de la foto de los baloncestistas españoles con los ojos a lo chino? Se trata de inventar polémicas aunque no las haya para exacerbar el ánimo del inglesito que no sabe si comprar el periódico o tomarse una taza de te.

Como el tiempo va avanzando y no se me ocurre otra cosa (estoy más pendiente de mi próxima salida vacacional que de observar al mundo, ustedes me perdonarán) permítanme que les cuente algunas de mis manías personales, es que me voy haciendo mayor y cada día me vuelvo más intolerante.

No soporto a los señores mayores con pantalón corto o camiseta sin mangas. Seguro que es culpa mía, pero los pantalones cortos y la camiseta sin mangas me parecen una muestra de que la cultura popular española degenera; tantos años viendo telebasura pasan factura. Salir a la calle en esas condiciones no mantiene al interesado en mayor estado de frescura que a los demás; al contrario, es muestra de ordinariez y zafiedad sin límites, de poca originalidad y de sumisión al guarro uniforme oficial del español vacacionante. Si además se acompaña de mariconera pasada de moda o de bolso en bandolera es muestra de zarrapastrosa tosquedad e incultura sin límites. Enseñar la sobaquera y permitir de esa manera la salida al exterior de los efluvios personales es etiqueta barriobajera e ineducada que a algunos les parece el colmo de la modernidad. Ay, España.

Y ya que estoy lanzao permítanme añadir lo que me molesta la cateta moda femenina de ir enseñando los tirantes del sujetador o el borde de la braga por la cintura del pantalón. ¿Sabrán esas sanchopancescas féminas lo que significa ropa “interior”?

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris