Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

A golpe de pebetero

Mario López
Mario López
jueves, 14 de agosto de 2008, 20:06 h (CET)
Hasta que decidieron jubilarse de la vida –o quizá la vida los jubiló a ellos, que nunca se sabe- mis columnistas favoritos fueron Francisco Umbral –en sus primeros tiempos de iba yo a comprar el pan- y, siempre, Eduardo Haro Tecglen. Hoy en día, Javier Ortiz y Agustín Jiménez. Este último, ha escrito cosas verdaderamente enjundiosas sobre los JJOO y demás fastos que envuelven las mayores vilezas humanas, rumiadas por nuestros gobiernos y servidas, así, a golpe de pebetero, a la población toda. Me hace especial gracia la observación suya acerca de los arquitectos –esa plaga- que no cejan en su empeño de cubrir la faz de la tierra con los más horrorosos monumentos dedicados a todas las vanidades y al mal gusto en general. También habla con precisión del láser –el nuevo plexiglás de la cursilería-.

En esta ocasión los JJOO han venido muy bien para colar de rondó la victoria del ejército ruso en tierras georgianas. Entre tanto récord mundial y cajas de agua y láser y espectaculares imágenes de síntesis, nos olvidamos de que Putin ha impuesto la razón de la fuerza sobre la fuerza de la razón; que se ha cepillado a unos miles de civiles y que ha hecho morder el polvo a un Estado soberano. Claro, asegurándose el apoyo de la UE por vía del gaseoducto y chute petrolero. Los yonquis es lo que tienen. Cualquier arreglo es bueno si le regala la vena. Pues así estamos. No sé qué pensarán hacer los georgianos, pero me da la impresión de que, de momento, no les queda otra más que relajarse y disfrutar; abandonarse al placer sodomita sin complejos. Como sin complejos, de un tiempo a esta parte, los liberales viejos y los nuevos liberales hacen de su capa un sayo sin que nadie se atreva a decirles esta boca es mía. Esto es lo que se llama el espíritu olímpico o pasar olímpicamente del personal.

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris