Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Un análisis riguroso de la españolidad de los españoles

Mario López
Mario López
miércoles, 13 de agosto de 2008, 22:57 h (CET)
Sigo con gran interés el moderno debate sobre la españolidad de los españoles. Los elementos culturales que determinan la inequívoca identidad española y las culturas periféricas que, más bien, habrían de considerarse rasgos propios de nuestras colonias. Culturalmente, Euzkadi y Catalunya son colonias españolas y sus lenguas, usos y costumbres son absolutamente irrelevantes a la hora de definir la esencia nacional española. Lo único que tienen que hacer Euzkadi y Catalunya es aportar dinero a las arcas del Estado, como corresponde a las colonias que son. Bastante se hace ya con permitir que aporten jugadores a La Roja y algún que otro practicante de algún deporte menor, como el baloncesto, pongo por caso.

Me asombra que a estas alturas estas cosas no estén suficientemente claras. En cualquier caso, es posible que la culpa la tengan los españoles bien nacidos que no aciertan a tratar el tema de la españolidad con el rigor necesario. Vamos a ve si queda claro. España es una y trina. Es una nación o un destino en lo universal, como se prefiera, pero además es trina ¿En qué consiste la trinidad de España? ¡Ahá! Ahí está el meollo de la cuestión. Pues la trinidad española la constituyen los tres principales fundamentos de su propio ser. España es, por encima de todo, estas tres cosas: una Divisa Taurina, una Cofradía Mariana y la más colosal Bodega conocida en nuestro mundo. Bueno, espero haber puesto punto final al cansino debate sobre nuestra españolidad. Espero, igualmente, que a partir de mañana ya no se vuelva a discutir sobre el asunto. Léanse lo que acabo de escribir y abandonen discusiones bizantinas que a lo único que nos pueden conducir es al caos y a la tautología, cacofonía o pleonasmo. Que ya lo dijo Avelino Pastor de Arroyuelos de la Sierra: contra la tautología, tauromaquia.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris