Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Bush en la parrilla

Mario López
Mario López
martes, 12 de agosto de 2008, 22:45 h (CET)
No veo la televisión, así que no estoy al corriente de la vigente programación o, como se dice ahora, parrilla –expresión que parece evocar mejor el trágico final de San Lorenzo que los contenidos de la caja tonta, pero bueno-. Así que no sé si se sigue emitiendo el interesante programa Tengo una pregunta para usted. De ser así, me gustaría hacer un par de sugerencias.

La primera, que se abra la posibilidad de invitar al programa a personajes extranjeros. La segunda, que el primer personaje extranjero invitado sea Georges W. Bush. Tengo un montón de preguntas interesantes que hacerle y supongo que los guionistas del programa, también. Por ejemplo, le preguntaría si se siente responsable de las cientos de miles de muertes provocadas por su particular manera de entender la política internacional y si estaría dispuesto a someterse al juicio de un tribunal internacional. Para quitarle un poco de hierro al asunto, cambiaría de tema y pasaría a interrogarle sobre su amistad con nuestro héroe de Perejil, don José María Aznar López ¿Es verdad que son buenos amigos? ¿Se siguen viendo frecuentemente en el rancho Crawford? Haciendo un poco de historia, también le preguntaría qué sabe de la reunión aquella que en ese mismo rancho mantuvo su padre, por entonces director de la CIA con Hoover y otros personajes de oscuras biografías, la noche antes de ser asesinado John F. Kennedy ¿Es verdad que precisamente estaban planeando el asesinato del presidente? Para quitarle un poco de hierro al asunto, cambiaría de tema y le preguntaría por otra de sus más entrañables amistades, la familia Bin Laden ¿Por qué sólo a ellos se les dejó salir en avión de los Estados Unidos el 11-S? Son muchas más las preguntas que se le podrían formular, tantas que no cabrían ni en este texto, ni en el guión del programa ni, muy probablemente, en la famosa parrilla. Bueno, pero para acabar el programa, no estaría mal preguntarle si la crisis económica a la que con toda probabilidad nos ha llevado su mandato es algo premeditado o le salió de churro.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris