Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La cucaracha

Mario López
Mario López
lunes, 11 de agosto de 2008, 22:27 h (CET)
Anoche me dio la sed y me desperté. Maquinalmente me levanté de la cama y me fui a la cocina. Encendí la luz y me encontré, frente a frente, con una cucaracha negra zumbona, de un tamaño tal que casi podía verle el entrecejo –y eso que veo menos que Pepe Leches-. Impelidos por incontrolables respingos, ella y yo dimos unos cuantos saltitos compulsivos para evitarnos y luego nos separamos. Ella marchó en dirección incierta, pues es evidente que los irracionales no saben a donde van. Yo marché a la cama. Una vez en la cama, recobré la serenidad y pensé en lo difícil que debe de ser el ser cucaracha. Una no sabe si su anatomía es conveniente o no, porque es la que tiene y todavía no se ha escrito un tratado universal sobre anatomías convenientes. Me dio mal rollo pensar cual injusto fui al mostrarme tan huidizo con la cucaracha. La pobre es muy fea, para mí. Pero, ¿quién soy yo para opinar sobre la belleza de nadie cuando me miro al espejo y me digo a mi mismo: con ese cuerpo lo mejor que puedes hacer es escribir una carta a El País?

Somos injustos con los otros habitantes que habitan no por su propia voluntad sino que la propia vida les ha puesto a habitar sin ellos haberlo pedido. En ese sentido me siento profundamente identificado con la cucaracha. El caso es que, dándole vueltas al asunto, no pude conciliar el sueño. Cogí mi guitarra y compuse una canción a la cucaracha, a modo de disculpa. No pretendo que se valore la calidad de la letra, sino la buena intención que la alienta. Dice así,

Pobrecilla cucaracha
a la que anoche asusté
ella que no sabe nada
de mi casa ni mi sed
desde aquí la mando besos
llenos de sinceridad
pues que sepa que la quiero
como a una compañera más
en esta vida nuestra
tan llena de austeridad


Bueno, la cucaracha no sabe leer pero seguro que me entiende.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris