Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

De guateque en el pazo

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 11 de agosto de 2008, 12:41 h (CET)
Esta semana hemos tenido sarao en el Pazo de Meirás, residencia veraniega de los Franco durante tantos años. Leticia, bisnieta del dictador, se casó el viernes con su novio salvadoreño Marcos Sagrera Palomo en un acto que fue toda una provocación por parte de los herederos del viejo general en estos momentos en que los gallegos llevan tiempo reclamando la devolución del Pazo al pueblo que lo sufragó mediante bonos, descuento obligatorio de nóminas y expropiaciones por nada, vamos, todo lo que hoy en día llamamos un “impuesto revolucionario”. Dentro, 300 invitados que no sé lo que comieron ni me importa, fuera, el doble degustando empanada gallega, tortilla de patatas, pulpo a feira y buen Ribeiro mientras se escenificaba una boda paralela en la que no podían falta un sosias de Franco, su esmirriada esposa cargada de collares, una novia con bigote, la guardia mora y hasta obispos y cardenales. A la vista de aquella “resurrección” de Franco los asistentes, entre bocado y bocado, entonaban aquello de “no estaba muerto, que estaba de parranda” mientras la Guardia Civil, ésta la auténtica, protegía a los invitados al Pazo y ni siquiera al bueno de Pocholo y su mochila dejaron pararse a tomar un trago de vino. A los de DEC les vino de perillas que la celebración del ágape matrimonial coincidiera con el horario del programa, así tuvieron un tema de actualidad para iniciar el mismo ya que en las últimas semanas tienen poco que llevarse a la boca y se limitan a pasear por el plató culebrones familiares que a nadie interesan. Entre mis colegas presentes en el plató hubo de todo, como en botica, desde el que defendió, como siempre, posturas franquistas hasta una mayoría que estaba por la devolución del Pazo a los gallegos matizando, eso sí, que la novia, pobrecita, no tenía la culpa de ser la nieta de un dictador. A los y las que tal decían les recordaré, aunque no hace falta, que son pocos los familiares de los dictadores que en el mundo han sido que una vez muertos éstos han seguido en su país, los Franco sí, y no pidiendo limosna. Estuve al borde del llanto, pero de risa, cuando Francis Franco explicó las peripecias de su hermana Merry viviendo con sólo 1200 dólares en USA y trabajando de profesora de español, a la pobre, sin duda, no le llegaban los suculentos dividendos que rendía y rinde la fortuna de los Franco. Esta boda que ha servido para que, de nuevo, se hable de esta nefasta y peculiar familia ha dejado sin protagonismo a la novia para dárselo al Pazo, pero esta niña se ha dejado utilizar, como siempre, por su madre y abuela que si antes la pusieron en contra de su padre, el gran ausente de la boda, ahora la han usado para mostrar que la sombra del viejo dictador es alargada cuando su nombre tan sólo debería figurar en los libros de historia y en el apartado sangriento de los dictadores. Pero bueno, al menos esta boda habrá servido para que algún redactor de alguno de los programas de más audiencia televisiva haya aprendido cómo se escribe Pazo de Meirás, y les cuento el por qué de esta historia. En uno de estos programas de los denominados del “corazón” tienen, o al menos el año pasado tenían, la costumbre de llamar a algunos de los colaboradores para preguntarles con anterioridad los temas de los que se iba a hablar en el programa, un buen día el pasado verano me llamaron para preguntarme por el tema de la fortuna de los Franco y después de un largo y amplio “examen” el redactor que me hacia las preguntas, tal vez un becario que son más baratos para la productora, me preguntó sobre cómo tenía que escribir Pazo de Meirás, seguro que ahora ya lo sabe de tanto oírlo y preguntarlo. Espero que el dichoso Pazo, tres torres medievales y más de 6 hectáreas de terreno, por el que Pardo Bazán paseaba mientras meditaba sus novelas, no sólo sea declarado Bien de Interés Cultural, sino que sea devuelto a los gallegos, aunque sea tarde, demasiado tarde.

Mal verano para los mitos. Hace unos días Elizabeth Taylor, la chica de los ojos violeta, era ingresada de urgencia en un centro hospitalario haciendo saltar todas las alarmas aunque pronto fuentes afines a la actriz declararon que no revestía gravedad y que había sido ingresada “preventivamente”. La verdad es que no se sabe nada más y que ningún parte médico ha sido hecho público, quiero pensar que no debe ser nada grave ya que además de sus amigos y familiares se ha llevado al hospital todas sus joyas, y cuando uno está muy mal no tiene ánimo para prenderse joya alguna. Desgraciadamente Paul Newman sí que está enfermo de extrema gravedad, el que ha sido el ídolo de abuelas, madres y nietas desmintió a primeros de años que padeciera enfermedad alguna cuando su extremada delgadez así lo hacia pensar, ahora a sus 83 años su imagen, saliendo muy frágil y en silla de ruedas del “Weill Corneill Medical Centre” de Nueva York camino de su casa, nos ha mostrado la realidad por la que está atravesando el actor que nació a la fama con “La gata sobre el tejado de zinc”, un cáncer de pulmón es la enfermedad que padece Paul Newman al que los médicos después de un tratamiento con quimioterapia han dado escasas semanas de vida. A la salida del hospital iba acompañado por su esposa Joanne Woodward, con quién durante largos años ha formado una de las parejas míticas de Hollywood, y de sus dos hijas que ante la enfermedad de su padre han dejado de lado las desavenencias que tenían al respecto de la herencia que recibirán a la muerte de su progenitor.

Definitivamente éste no parece ser el mejor verano de Julio Iglesias. Hace unas semanas suspendió por enfermedad, nada grave, alguno de sus conciertos por la Europa del Este donde ahora parece tener un gran predicamento entre los ricos que han emergido del desaparecido comunismo y mañana lunes no actuará en el Auditorium de Palma de Mallorca donde por motivos “logísticos” se ha suspendido el recital, un recital bastante caro si tenemos en cuenta que las entradas valían entre 500 y 750 euros, la verdad es que no sé si son ciertos los motivos “logísticos” o la suspensión obedece a que tan sólo hasta dos días antes del concierto se habían vendido 74 entradas. Últimamente Julio está acostumbrado a cantar para un público de alto poder adquisitivo, como los pocos centenares de personas que en Estepona pagaron entre 1.200 y 1.600 euros para escuchar los trinos del cantante, y es que después de la limpieza de la Operación Malaya los príncipes árabes y sus opulentos séquitos han comenzado a volver a pasear por Puerto Banús y sus alrededores. Espero que Julio tenga mucha mejor suerte y ningún problema “logístico” le haga suspender su recital del 16 de agosto en Benidorm donde celebrará los 40 años de aquel festival en que se erigió como triunfador y que le lanzó a la fama mundial. Al fin y al cabo en Benidorm los precios son más asequibles, aunque no para todos los bolsillos, escuchar “Hey” puede costar entre 70 y 300 euros, seguramente y a la vista de estas cantidades a los alrededores de Julio todavía no ha llegado la palabra crisis.

Los Juegos Olímpicos chinos ya andan, después de ver el vuelo mágico del deportista para encender el pebetero las pruebas deportivas ya son el pan nuestro de cada día, pero las Olimpíadas siempre nos han traído, a través de los años, historias de amor, especialmente principescas, que con el paso del tiempo han dejado huella en nuestras retinas. Pekín esperamos que no nos deje de traer esta estela del amor, la marca Olímpica no sólo nos deja competencia y hace realidad o no aquel refrán de “que gane el mejor”, con la llegada de miles de personas, de testas coronadas y por coronar y algún que otro príncipe despistado que pueda caer en los brazos de Cupido y de alguna atleta o de alguna princesita casadera que, como los príncipes cada día más, los prefieren plebeyos pueda hallar un buen relaciones públicas, relojero, artista o mujeriego, lo que sea si es el amor lo que les une, nada mejor que el amor para que una pareja sepa superar las crisis que conlleva la relación de a dos , hoy aquí podemos hablar de los que ya han pasado por esta experiencia y que ya forman parte de la historia. En la Olimpíada de Munich del año 1972 una joven y bella azafata enamoró al joven rey de los suecos, entonces un mujeriego difícil de cazar, Silvia Sommerlath alemana y que trabajaba en Munich como jefa de azafatas inició una bella historia de amor que hoy aún perdura, el joven Rey encontró en Silvia a la pareja perfecta que le dio tres hijos, dos hijas y un chico y un hombro donde apoyarse con el pasar de los años después de establecer une férrea disciplina a este Rey que tenía ojos avispados para todas, se casaron el 19 de junio de 1976, ella iba de Christian Dior, un sobrio vestido con una diadema que ya aventuraba para la bella azafata que sus tiempos de austeridad habían acabado. Luego recordemos la de Atlanta en 1996, allí la Infanta Cristina de Borbón conoció al deportista de élite, Iñaki Urdangarín, entonces jugador de balonmano del F.C. Barcelona, ambos vivían en Barcelona y después de ese primer conocimiento hubo posteriores encuentros en los que los colegas deportistas del equipo ayudaron lo suyo para que fueran discretos y ellos hicieron el resto. Me explicaron en su día que en el momento de las presentaciones la pareja ya dio un síntoma inequívoco de que entre la Infanta e Iñaki hubo mucha química, el resto es bien conocido, en la Zarzuela hacen oficial su noviazgo en mayo de 1997 y se casan en la catedral de Barcelona el 4 de octubre del mismo año. Son familia numerosa y siguen viviendo en Barcelona, ella trabaja en la Caixa, Iñaki se dedica a múltiples negocios y dejó el deporte profesional en el año 2000. Y la más reciente historia de amor principesca que recordamos es la de Federico de Dinamarca, heredero al trono, y de Mary Donaldson, se conocieron en los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia, en el año 2000, Mary es abogada y Licenciada en Ciencias Económicas, dicen que la pareja se cruzó en uno de los múltiples actos que en esos días se llevaban a cabo en la ciudad, donde ella vivía y trabajaba, también han asegurado que Mary, en principio, no supo que estaba riéndose con un príncipe. Los príncipes, por lo que se ve, saben que lo más importante para ganar el corazón de la persona a la que aman es hacerla reír, luego Mary dejó su país, su trabajo, aprendió danés y se casaron el 14 de mayo de 2004 entre llantos de alegría por parte del novio. El sabía cuánto la quería y lo difícil que había sido culminar ese sueño aunque antes, Mary, firmara un contrato donde cedía todo, su vida entera, en caso de divorcio. La vida es dura especialmente para las princesas que llegan del pueblo y conocen por experiencia que el amor, al menos en las Casas Reales existentes, no lo es todo, diría más, es lo de menos.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris