Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Pau Gasol, pesetero espanyol

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 7 de agosto de 2008, 23:27 h (CET)
Debo reconocer que ese anuncio en el que Gasol admite claramente ser español me ha dejado descolocado, mientras que al mismo tiempo ha dejado temblando uno de los argumentos que con más frecuencia repito en este blog. Alucina, vecina.

Que en los tiempos que corren haya un español con vida pública y notoria que se reconozca públicamente como tal es harto infrecuente. Estamos en un país lleno de orgullosos nacionalistas regionales pero en el que está mal visto proclamarse español. Hombre, el colmo hubiera sido que Gasol hablara de patria o patriotismo, pero aquí lo del patriotismo no tiene un buen pase, que la memoria nos lleva casi siempre a Franco con tanta “España, España, España” y tanto patriota de tapia de cementerio durante cuarenta años que sirvieron para lo que sirvieron.

En España el patriotismo no tiene cabida, como no sea el patriotismo económico de zapa y su negación de la crisis. Reconocerse español suena poco menos que a facha, franquista y antidemócrata opresor de las libertades de los diversos pueblos que componen España. Que componen “el Estado español” quiero decir.

Aquí el que enarbola la bandera, como no sea autonómica o del club de fútbol del barrio, es un facha perdido. Basta con pensar en cualquier manifestación que organice cualquier colectivo y contar las banderas españolas que salen. Oiga, el PP no cuenta, conste. Es una peculiarísima manera de pensar la de los españoles que no tiene correspondencia en ningún otro país próximo cultural o políticamente a nosotros. Aprovechen el aperitivo de hoy y pregunten a sus vecinos.

Y si encima habla de España, “nuestro país”, alguien que viene de Cataluña, donde ciertas élites con enorme poder político se empeñan en equiparar España a tiranía, opresión de la “patria catalana” e incluso saqueo económico (“España ens roba”), donde causó muchas risas aquel “puta España” de Pepe Rubianes, hay que reconocerle a Pau una determinación y un valor especiales. Y ello ocurre en estos turbulentos momentos en los que está en juego la financiación autonómica, en que nada parece oponerse a los poderes nacionalistas, más crecidos que nunca y con valor para insultar a regiones enteras.

Joan Puig, el del insulto fácil, no ha perdido tiempo y ha llamado pesetero al pivot de la selección, insinuando que sólo lo hacía por cobrar el anuncio. ¿Llegará el día en que cuando salte Pau a la pista le arrojen monedas? Yo apuesto a que no acaba aquí esta historia.

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris