Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El Papa en Sydney

Jesús Domingo Martínez (Gerona)
Redacción
jueves, 7 de agosto de 2008, 17:30 h (CET)
Una vez más el viaje del Papa a Australia ha abundado en datos y en aspectos diametralmente opuestos a lo que algunos –no siempre bien informados o ni intencionados- esperaban de esta versión australiana de la Jornada de la Juventud.

Y es que Benedicto XVI ha presentado un rostro que poco tiene que ver con el que le atribuyen quienes todavía se obstinan en considerarle el hombre de cartón-piedra, el inquisidor, el pastor alemán, el feroz Ratzinger que, de hecho, nunca existió. Aquello era presentar un personaje que nada tenía con la realidad, una burda caricatura, que algunos, cada vez menos, se empecinan en no sustituirla por el verdadero retrato de Benedicto XVI. Su presencia en Sydney ha sido serena, modesta y rebosante de afabilidad, sintonizando a su manera con una juventud que ha escuchado sus enseñanzas con tanta avidez como veneración.

En sus homilías y discursos ha insistido en ese relativismo que deja a Dios en el banquillo. Ha valorado la vida humana, a toda vida humana, como una llamada personal de Dios, no como un capricho del azar. Ha rechazado el aborto como encarnecimiento practicado en el propio santuario de la vida. Ha invocado la responsabilidad cósmica del hombre de hoy en conexión con el cambio climático. Todo un plan coherente y adaptado a la realidad de los tiempos.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris