Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Congratulación

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
jueves, 7 de agosto de 2008, 17:32 h (CET)
Con gran alborozo leo la noticia: “el Grupo Industrial Gallardo no compra el Grupo Zeta”.

Menos mal, porque de haber ocurrido lo contrario estaríamos ante la descarada creación de un Grupo de Presión (el “lobby Gallardo”, dicho en gringo) en Extremadura. O sea, que, dada la estrecha relación de la Junta de Extremadura (y más aún la del PSOE) con este Grupo Industrial, estaríamos ante un más que posible “secuestro” de la opinión. Opinión, que, dicho sea de paso, es lo único que puede en esta región descabalgar de sus privilegios a quienes controlan, vía Ayuntamientos (principalmente), Universidades Populares (tenemos 231, nada menos) y diversos eventos que rayan en la más pura hortera, más de la mitad de los votos. Y ya se sabe (eppur si muove, como dijo Galileo), aunque lo nieguen, lo que pasa cuando esto ocurre: aumento de los índices de corrupción, peor manejo de la economía, mercados financieros más distorsionados, peor calidad de la educación y de la salud (¡que vaya tela como están ya!) y menos derechos civiles para los ciudadanos.

Y claro, imagínense como serían, de haberse realizado la compra, las noticias en el Periódico Extremadura perteneciente al Grupo Zeta. Por ejemplo, así: “Extremadura alcanzará en breve a las regiones más industrializadas y es ya una de las Comunidades donde más y mejor se vive”. O, esta otra: “sólo los extremeños que no buscan empleo están en paro, la región está entre las que ofrecen más posibilidades de trabajar y donde mayor es la remuneración”.

O en la famosa revista –también del grupo zeta- Interviu. Fácil imaginar que, aprovechando el slogan conocido de esta revista: “nos atrevemos con todo”, apareciera en la portada la compañera, amiga o señora de cualquier gerifalte enseñando el palmito con el título en letras grandes: “Venus Extremeña”. De pena… ¿no? Por favor, no me tomen esto último a mal las mujeres extremeñas. Ciertamente, como las de cualquier lugar, son guapísimas y extraordinariamente hermosas hembras –sin salir de Castuera, donde vivo, se puede comprobar-, incluso alguna (no precisamente la de la portada) en directa relación con la política.

Noticias, claramente manipuladas, para tratar de ocultar la triste realidad de la campeona en paro y en atraso. La región a la que se puede aplicar eso que dijo el famoso dibujante sobre la coherencia: “el contrato basura, el trabajo de mier…(perdón) y la porquería de sueldo”.

En fin… Chasco para quien anunció a bombo y platillo la compra, sin haber sido realizadada, sólo para alardear de lo que éramos capaces los extremeños y como habíamos progresado, y para tapar el que estemos como estamos producto de su funesta y demagógica gestión y de su conciencia errónea.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris