Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Los Juegos Olímpicos (I)

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
miércoles, 6 de agosto de 2008, 08:43 h (CET)
Tengo un amigo que ha puesto un cargamento de cervezas en el frigorífico y el teléfono del telechino a mano para este mes. Desde luego, no es una forma demasiado ‘deportiva’ de ver los Juegos Olímpicos, sobre todo porque pretende sacarle a sus colegas tres eruos por sesión olímpica de madrugada cuando las birras le han costado a 0,39 en el ‘karrefur’. ¡Qué negocio!

Ya le he dicho que se espabile, que 32 pulgadas es una porra para ver a nuestra selección de baloncesto, que desde luego no cabe en esa pantalla. Y es que tenemos un equipo tan alto como bueno. Me dolió lo de Pepu –aún no sé bien qué pasó-, aunque Aíto es una apuesta segura. Que se prepare Kobe, que su colega Pau le va a enseñar quiénes son de verdad sus amigos.

Por no hablar, ya que estamos con los colectivos, de nuestros equipazos de hockey hierba, del balonmano del maestro Juan Carlos Pastor, del baloncesto femenino con esa Amaya Valdemoro que es una jugadora total, de waterpolo de Rafa Aguilar o con ese ocho de natación sincronizada que provoca ‘atascos humanos’ en la Plaza de Tiananmen, donde no se puede conducir ni fumar (aunque sí escupir) aunque sea al aire libre.

En cuanto a las individualidades, tenemos de todo: Además de los Pau, Navarro, Calderón, Rudy, Ricky y compañía, yo destacaría a ese Rafa Nadal que el 18 de agosto será número 1 oficial en plenos Juegos; a David Cal, ese piragüista que es capaz de mover un barco con un remo; a ese Gómez Noya que lo mismo nada, que corre, que monta en bici; a esa Gemma Mengual que baila en la piscina como Fred Astaire; a ese Paquillo que cuando se va, se va; a ese Gervasio Deferr capaz de poner un gimnasio patas arriba; a Almudena Cid, que de guapa y buena derrite a un iceberg; a esos regatistas que hacen que la vela olímpica española sea un orgullo; a tenistas (de mesa) –sí el popular ping pong- que son chinos aunque españoles, para que no nos saquen tanta ventaja; a Mireia Belmonte, un pececillo volador entre corcheras; a Isabel Fernández, que lo mismo te hace una llave que te tira la puerta…

Bueno, un equipazo, vaya. Nos da igual la polución en Pekín, lo feísima que es la Villa Olímpica, el pato pekinés recalentado, el agua helada del Water Cube, la censura de Internet, las manifestaciones pro o anti y hasta el mismísimo escándalo Watergate si lo hubiese. Nada, nosotros vamos a lo que vamos, a poner el deporte español en lo más alto y a decirle al mundo que nuestro ‘doping’ es el jamón serrano, el aceite de oliva virgen, las naranjas, la paella, la tortilla de patata,… y que los casos del ciclismo son aislados y me consta que están siendo muy perseguidos. Chinos, temblad, que llevamos a Pekín a nuestro poderoso ejército deportivo de los 300…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris