Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta abierta a la Alcaldesa de Canet

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
miércoles, 6 de agosto de 2008, 15:41 h (CET)
En ocasiones he escrito para quejarme de la mala gestión en la playa de la alcaldesa de Canet de Berenguer, reconozco humildemente que no he sido del todo justo pues, no todo esta mal en la playa de este pueblo; el parque, es realmente bonito y lo tiene bien cuidado, a si mismo el paseo marítimo, (muy bonito) y la arena de la playa están bastante bien cuidados, por ello, desde aquí un fuerte aplauso para la alcaldesa.

Llegue a la playa el pasado 27 de junio y, hasta el día 14 de julio la tuve en mi recuerdo todas las noches, y perdóneme doña Amparo, pero no precisamente con fantasías eróticas, con esto no quiero decir que usted sea más fea que pegarle a un padre, eso no lo puedo decir, pues no tengo el placer de conocerla. Ya estaba haciendo planes para regresar a Madrid con el fin de poder descansar por las noches cuando, el día 15 desde la terraza de mi solución habitacional de varano vi como dos operarios sellaban con silicona la tapa de la famosa alcantarilla sita en Arroz y Tartana, por ello, ¡muchas gracias doña Amparo!.

Pero doña Amparo, no se infle usted de orgullo, las aguas residuales siguen vertiendo al mar sin depurar, muchos días el mar, quizá enfadado nos devuelve la suciedad que a través de emisario submarino le arrojamos, mire lo que dice mi nieto doña Amparo. “Abelo, no mañes, paya bele mal” Yo me pregunto ¿Como es posible que esto no se tenga en cuanta para otorgar la bandera azul, la Q, y las UNE ISO 9.001 y 14,001? ¿Cuantas paellas han costado estas banderas? ¿Sabe usted que un grupo ecologista a concedido a la playa de Canet la bandera negra? ¿Para cuando la depuradora?

En varias calles, hay que caminar con los ojos bien abiertos si no quieres dejarte los piños en la acera, al pasar cerca de los contenedores de basura que hay zona de Blasco Ibáñez donde antes estaba el cine, hay que protegerse la nariz pues desprenden un tufillo que tira de espaldas, en el solar de los antiguos salones Blasco Ibáñez se está construyendo una torre de 12 plantas y para ello se han cargado unos pinos centenarios. Esto ni siquiera un alcalde franquista lo hubiera consentido.

En fin doña Amparo, hay muchas más cosas, pero le juro que será para mi un placer si pronto puedo escribir una carta dedicándole solo aplausos.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris