Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Peseteros y mercenarios

Paco Milla
Paco Milla
lunes, 4 de agosto de 2008, 23:11 h (CET)
Creo sinceramente que los propietarios del ciber-café desde el que escribo estas líneas, cuando decidieron montar este negocio, fueron iluminados por divina luz, proveniente de las alturas que les dijo: “el que quiera encontrar vuestro rincón para conectarse con el mundo, tiene que pagar un alto precio: debéis condenarlos, a que solo os encuentren, con el sudor de su frente y el continuo suceder de sus pasos. Y así lo hicieron, oiga, se lo aseguro.

Recuperado el resuello les diré que en un telediario, vi escrita una frase tal que así: [(más...)] “Los españoles son peseteros y mercenarios”.

Dicha frase fue pronunciada porque un club de fútbol, (una empresa), no permite que uno de sus trabajadores, se marche a los juegos olímpicos a defender la bandera de su país.

¿Tan difícil es dejar clarito en el contrato cuando se ficha al jugador, que este se debe en cuerpo y alma a su club? Pues por algún motivo, nunca lo hacen y cada año vuelve a bajar la riada con estos temas.

Pero volviendo a la frase, quizás se nos ocurra, que sin duda la ha pronunciado alguien a quien cariñosa y amistosamente podríamos calificar como “el imbecil de turno”.

Y es que si lo pensamos despacio, un imbecil, es alguien totalmente imprescindible en cualquier grupo o colectivo humano de al menos dos personas. Imagínense que todos pusiéramos nuestro cerebro en funcionamiento, antes de poner nuestra lengua en movimiento. Esto sería el caos.

¿De que hablaríamos, de que escribiríamos?

Y pensando, pensando me pregunto si esos calificativos, no serían mas apropiados para los propios jugadores, que andan locos por cruzar el charco y venir a un club europeo a hacer caja (peseteros).

Y eso, sin importarles cual sea el escudo, los colores o nación que les ficha (mercenarios).

Que conste que si yo hubiera sido llamado por ese camino, habría hecho lo mismo que hacen ellos, no lo estoy criticando.

A quien si critico, es a alguien que comete un gran pecado: generalizar.
¿Qué tenemos que ver el resto de los españoles con un club de futbol perfectamente localizado?

Es por eso, que me cuidaré mucho de generalizar es este escrito. Nada tengo en contra de una nación que dio cobijo a muchos españoles en tiempos pasados. Ahora toca la cruz de la moneda. Pero permítanme dedicarle (con mucho aprecio, claro) al autor de la frase de marras, un comentario que me hizo un "Sinicola" cualquiera hace unos años:

“Vos tenés que dejar de impartir clases y vender maquinas, boludo. Chhho tengo un negosio mucho mas rentable. Iremos a mi país, compraremos un argentino por lo que vale y lo venderemos por lo que él dice que vale. Negosio redondo, pibe”.

Dos naciones hermanas como España y Argentina, tenemos una obligación, a la que no podemos renunciar: hemos de cuidar a los imbeciles, que a sus anchas campan por ambos territorios. Son el futuro de la humanidad y los que mas asiduamente, rompen la rutina. Cuidense.

Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris