Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Recapitulando sobre el Estado de las Autonomías

Mario López
Mario López
domingo, 3 de agosto de 2008, 21:23 h (CET)
Allá por tiempos de los pactos de la Moncloa –también conocidos por partos-, yo andaba militando en el PCE. Uno de nuestros temas favoritos era el futuro desarrollo autonómico del Estado español. En aquellos tiempos celebramos el Festival de los Pueblos Ibéricos en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid. Recuerdo todavía con cierto estremecimiento el grupo que formábamos los jóvenes antifranquistas en torno al escenario, rodeados por los grises. Y cuando el cantautor extremeño Pablo Guerrero se puso a cantar “Tiene que llover a cántaros”, mientras sobre nuestras primaverales pelambreras caía el diluvio universal. Perdón por la digresión. A lo que iba. Muchos de nosotros éramos partidarios de hacer de España una federación de Estados independientes. Pero se impuso el modelo de Estado autonómico que todos conocemos.

Ahora, analizando la situación a la que nos ha llevado nuestro modelo territorial, me ratifico sin ningún género de dudas en mis convicciones de antaño. Al margen de Catalunya y Euzkadi, la implantación de gobiernos autonómicos en el resto del país ha sido un absoluto desastre. En la mayoría de las comunidades los ciudadanos han caído en manos de los caciques de siempre que se reparten el poder indiscriminadamente, copando las direcciones regionales de los distintos partidos presentes en sus territorios. Por otra parte, se ha multiplicado la burocracia, haciendo tremendamente farragosa la relación entre los ciudadanos y las diferentes administraciones. Los servicios transferidos se han deteriorado alarmantemente; véase, por ejemplo, la sanidad o la formación ocupacional en la Comunidad Autónoma de Madrid.

Las regiones que sienten un antiguo y natural arraigo a España no deberían constituirse en comunidades autónomas. Euzkadi y Catalunya, en cambio, que sí poseen una marcada identidad no española, deberían constituirse en Estados independientes. Creo que la mejor solución para nuestra convivencia sería la creación de la Federación de Estados Ibéricos que aglutinaría a los Estados independientes de España, Portugal, Euzkadi y Catalunya. No tiene ningún sentido que Canarias o Madrid tengan un gobierno distinto al central.Y tampoco entiendo como, a estas alturas, catalanes y vascos aún tengan que seguir luchando por salvar sus lenguas maternas que están continuamente acosadas por los defensores de la "lengua común". Que yo sepa, la lengua común de los catalanes es el catalán, como lo es el castellano para extremeños, castellanos o madrileños ¿No es demasiado evidente como para seguir dándole vueltas? Pues eso, hagamos lo posible para hacer sin traumas lo que sabemos inevitable.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris