Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La loca globalización global

Mario López
Mario López
lunes, 4 de agosto de 2008, 20:07 h (CET)
La Empresa de Agua de Lanzarote está al borde de la quiebra. En 1964 fue creada para sacar agua potable del mar. Desde entonces, la desalinización del agua marina ha suministrado a Lanzarote el elemento imprescindible para proveerse de una infraestructura básica con la que subirse al carro de la sociedad del bienestar ¿Cómo es posible que hoy, en 2008, se haya llevado a la quiebra a esta sociedad que es imprescindible en esta isla donde no existe agua potable? ¿Qué persona física o jurídica está dispuesta a llevar a Lanzarote a una situación semejante a la que en la actualidad sólo padecen los pueblos más pobres del Tercer Mundo?

Hay quien habla del sobresueldo de los ejecutivos. Hay quien pide la intervención de la Fiscalía Anticorrupción. Hay quien propone el nombramiento judicial de un administrador público capaz de reflotar la empresa. Sobre todo, hay un grupo de importantes empresarios y políticos regionales que instan a la urgente privatización de la empresa. Los mismos empresarios y políticos que están detrás de obras faraónicas como la marina del Rubicón. Lo que es del dominio público es que el 40% del agua potable extraída por medio de la desalinizadora se pierde nadie sabe donde. Mientras tanto, los paisanos de la isla luchan denodadamente por mantener su modesto club de pelota canaria o los pequeños pero magníficos restaurantes de los Valles que, poco a poco, van levantando con sangre, sudor y lágrimas. En medio de un paro que se eleva al 60% de la población activa. La especulación se está cebando en el pueblo de Lanzarote que ve como, inexorablemente, sin que nadie les defienda, les va robando todo lo que tienen, hasta el agua. La globalización llega a Lanzarote despojada de todo disfraz, mostrando con arrogancia su más deleznable rostro criminal.

Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris