Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Sí, a la vida

Ana Mª Ros (Cádiz)
Redacción
viernes, 1 de agosto de 2008, 14:50 h (CET)
El otro día, estuve con unos clientes, en su negocio tenían a su nieto cinco meses tiene el chiquillo. Su hija, madre soltera con 17 años, me contaron su historia, y hoy la quiero compartir con vosotros.

"Fuimos a solicitar que la niña abortara, la veíamos que era una carga muy grande, el novio que ya no es novio, no nos parecía la persona adecuada, nos emplazaron a una ecografía previa, al ver esa ecografía, mi nieto se metió el dedito en la boca, un frío espeluznante me recorrió el cuerpo, di un salto de la silla, y le dije a mi hija, vámonos que tu no abortas, yo no puedo dejarte que lo mates, es un niño, ya nos arreglaremos económicamente, y lo sacaremos adelante, la abuela, mirando a su nieto se le llenaron los ojos de lágrimas. Ana, me dice: menos mal, menos mal que vimos esa ecografía, creíamos, que eso era quitar un trozo de carne, y nos encontramos un niño. Un niño precioso, y que Dios les va a bendecir a todos para que lo críen, y lo lleven palante".
Así que empecemos a diferenciar, No; a más asesinatos de inocentes, sí; a la vida, sí; a la familia, sí; a las madres.

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris