Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Profetas para una nueva época

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
viernes, 1 de agosto de 2008, 14:50 h (CET)
Nuestros jóvenes están cansados de la avidez, de la explotación, de la división, del tedio de falsos ídolos y respuestas parciales, y de la pena de falsas promesas.

Por eso, el Papa en uno de los mensajes que ha tenido en Sydney con ellos les ha dicho: "Una nueva generación de cristianos está llamada a contribuir a la construcción de un mundo en el que la vida sea acogida, respetada y cuidada con atención, no rechazada o temida como una amenaza y por tanto, destruida. Una nueva época en la que el amor no sea ávido o egoísta, sino puro, fiel y sinceramente libre, abierto a los demás, respetuoso de su dignidad, un amor que promueva su bien e irradie alegría y belleza. Una nueva era en la que la esperanza nos libere de la superficialidad, de la apatía y del egoísmo que dañan nuestras almas y envenenan las relaciones humanas".

Aunque los jóvenes son conscientes de sus limitaciones y contradicciones han acudido a escuchar en pleno verano a un anciano de 81 años, pero que les ha convencido por su sencillez, cariño y claridad. Y, es que la gente joven quiere respuestas. Por eso se alegran de que alguien les proponga mejorar, alguien que les hace querer ser mejores personas.

La vida no es una simple sucesión de hechos y experiencias. Es una búsqueda de la verdad, del bien y de la belleza.

Los jóvenes así lo han entendido y vivido en esta Jornada, algunos iban llevados por la curiosidad y otros por el afán de una búsqueda de Dios pero después, de todas las entrevistas que he oído y leído durante estos días, he podido comprobar que han descubierto que la verdadera fuente de la libertad se encuentra en la persona de Jesús de Nazaret.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris