Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PP entra en barrena

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 26 de julio de 2008, 07:02 h (CET)
No me queda más remedio que reconocerlo pero, qué quieren ustedes que les diga, cada día que pasa, cada movimiento político realizado por esta nueva cúpula del PP y cada actuación de esta nueva gestora que se ha hecho cargo del PP en el País Vasco, me distancia más del partido al que he venido votando desde su constitución. No me gustan sus modos, detesto sus formas y no me siento identificado con sus nuevas ideas y valores. Es evidente que el señor Rajoy ha decidido crear un partido a su imagen y semejanza lo que, a la vista de la consideración que ha demostrado tener con aquellos que pusieron su confianza en él, augura acabar como aquellas viejas formaciones, tipo UCD, que comenzaron con tanta fuerza, se desarrollaron con efectividad y, no obstante, sucumbieron a las camarillas, luchas internas y ambiciones personales de sus componentes. Parece ser que esta servidumbre es patrimonio de la Derecha que, disponiendo de las personas más preparadas, mejor formadas y con las ideas más claras, siempre ocurre que, al final, quizá por exceso de primeras espadas o por orgullos heridos, todo se queda en agua de borrajas que acaba escurriéndose por el sumidero de la división y el despedazamiento.

El espectáculo que nos están ofreciendo, desde el Pais Vasco, los de la nueva hornada, presidida por el señor Basagoiti, no puede ser más deprimente. El sujeto ha entrado con aires de matón de discoteca y lo primero que ha hecho ha sido dar suelta a lo que supongo que puedan ser revanchas por viejos agravios o, acaso, envidias contenidas o, es posible, que delirios de grandeza incontenibles. El caso es que ha entrado a saco con los antiguos dirigentes del PP en Euskadi y, comenzando por Mayor Oreja, a quien ha comparado con Ibarretche, Madrazo yZiarreta, sin tener empacho en acusarle de pretender tensionar a la sociedad al máximo para recoger unos votos, según hemos leído en diario Libertad Digital, les ha leído la cartilla a todos. Resulta que, para este señor, el nuevo PP es una formación “muy vasquista y de centro” Sería conveniente que aclarase si, cuando habla de “muy vasquista” se está comparando con el PNV (al que pretende acercarse) o si, en esta afirmación existe algún tipo de complicidad con los de Urkullo en cuanto a un tipo de autodeterminación que se pretende para Euskadi o si todo son simples baladronadas de cara a la galería. Lo de centro ya sabemos que se ha convertido en el latiguillo común, imbuido por don Mariano a sus acólitos, para pretender cazar en territorios de la derecha catalana o de los separatistas católicos del País Vasco.

Lo cierto es que, en Catalunya, la jugada les está saliendo mal porque la señora Sánchez Camacho, que buscaba como fuera, incluso riéndole las gracias a Montilla ¡que ya se necesita tener el alma bien puesta!, conseguir que se la aceptase en un menaje a trois con el Tripartito y CIU; ha recibido la negada por respuesta porque, ninguno de ellos, está dispuesto a concederle la más mínima oportunidad al PP para que logre levantar cabeza en la tierra de Companys. En todo caso es evidente que, si Basagoiti la ha emprendido con la vieja guardia del PP, su colega de Guipúzcoa, María José Usandizaga, no parece que tampoco se ande con chiquitas y, por si hubiera sido poca la defenestración de Maria San Gil, llevada a cabo por Rajoy; esta señora quiere quitarse de delante a cualquiera del equipo anterior que pudiera hacerle sombra; por ello, a la salida de Regina Otaola del órgano directivo, le ha seguido la destitución de Carlos Sancho, número dos del PP Guipúzcoano ( afín a María San Gil) y la de José Encinas. Tampoco ha empleado ningún disimulo al despedir a la ex secretaria de María San Gil. En realidad da la sensación de que en el PP se ha dado paso a los jacobinos con la clara función de despejar de viejas guardias al partido, para así poder emprender desde cero su nueva etapa de “acercamiento a los nacionalismos” y de búsqueda del “centrismo moderado”, ambas políticas enfocadas a conseguir engrandecer al PP para que, en las elecciones de marzo del 2012, puedan obtener una mayoría suficiente para vencer al PSOE del señor Zapatero.

A todo esto falta saber que chance le querrá dar el PNV, como no sea que consiga llevar al PP a su terreno, para concertar una alianza para derrotar al PS vasco y navarro. Claro que esto tendría un precio difícil de pagar y mucho más difícil de digerir por las bases; que sería apoyar algún tipo de autogobierno del estilo del que vienen demandando en Catalunya y del que los catalanaes ya han conseguido poner la primera piedra, con la aprobación del famoso Estatut. Desde luego, parece que don Mariano sigue empeñado en hacerse el simpático­ –Dios sabrá quien le ha aconsejado que intente reír porque, cada vez que lo hace, da la sensación de ser un anuncio de dentífrico – con sus antiguos adversarios políticos, hoy amiguetes si tenemos que fiarnos de los elogios que nos ha hecho de él el señor Pepiño Blanco, con la boca pequeña, por supuesto, y en plan de perdona vidas, como quien le hace una caricia al perrillo faldero que le menea el rabo.

Nos tememos que, con esta reciente política de “no crispar”, de querer mostrarse con un “talante” de moderación y de prescindir de todos aquellos valores que, durante años, han sido el norte y guía de los seguidores y simpatizantes del PP, –en los que han tenido puestas sus esperanzas y, por cuya defensa no han tenido inconveniente en soportar reveses electorales, sin que, en ningún caso, flaqueasen en el apoyo a sus dirigentes –. Ahora, en cambio, al ser testigos de las primeras actuaciones de estos recién llegados a la cúpula del partido, al observar como se comportan con todas aquellas personas que han sido ejemplos vivientes por su valor, su fidelidad a España y a la Constitución, por su sacrificio y por su entrega en defensa de la unidad de nuestra Nación; hemos llegado a la triste conclusión de que, este PP, nada tiene que ver con el que todos conocíamos y apoyábamos. Ha dejado de entusiasmar, convencer, y esperanzar a sus bases, que se han visto sorprendidas por un cambio tan brusco y por un viraje tan radical hacia otras metas menos ilusionantes y, por supuesto, menos patrióticas.

No sé lo que van a conseguir en esta nueva singladura, pero lo que sí sé es que yo continuaré siendo fiel a mis principios y, en tanto que, el PP, siga por esta nueva senda, llena de vericuetos y precipicios donde es fácil que pueda caer, no voy a volver a confiar en él. Mucho me temo que no seré el único que tome esta determinación y siento que esto deba ser así porque, hoy por hoy, no hay nada mejor ni peor que elegir en este panorama político enrarecido en el que estamos sumergidos.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris