Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Congreso "socialista" regional

Ángel Morillo Triviño
Redacción
miércoles, 23 de julio de 2008, 14:12 h (CET)
Cuando escribo estas líneas está a punto de empezar el congreso de los “socialistas” extremeños. Un congreso, dirán ellos (…y ellas, perdón), muy importante. Pero lo cierto es que se trata más de un simposio o, si lo prefieren, de un cónclave del AMÉN que de un congreso, a tenor, obviamente, del lema elegido: “el Cambio sin Cambio” (¡que talento el del autor!). Que viene a decir, para que nos entendamos, algo así como: “lo mismo que él, digo yo”. ¡Más de lo mismo, vaya!

Digo todo esto porque lo que se va a discutir (en tiempo record –unas dos horas-, como no podía ser de otra forma, cuando se trata de gente tan inteligente y preparada), eso que llaman la ponencia marco, será, con toda seguridad, un conglomerado de normas con retoques sin importancia para dar un paso más hacia ninguna parte que no sea la que interesa a los que mandan –de manera no muy democrática- para seguir manteniendo su condición de líder y una estructura casi mafiosa en la que la lealtad es la clave para sobrevivir.

Si se hablará, qué duda cabe, de cómo llegar a las próximas elecciones mejor situado a eso en lo que nadie cree llamado “el centro” (los partidos que optan por esa ideología política están desaparecidos), que ahora sirve para acoger –sólo a la hora de emitir el voto, claro- a la nueva burguesía (mucha sinecura llegada por muy diferentes caminos) y a la patronal de la pequeña y mediana empresa (con algunos de sus trabajadores privilegiados, pocos) atiborrada de ayudas que, como todo el mundo sabe, salen de los abusivos impuestos a los que tienen que hacer frente los que pasan dificultades para pagar su hipoteca y otras necesidades básicas.

Nada se dirá de esas siglas de hace 125 años en las que aparece una S y una O, que para algunos habría que suprimir “ porque no van con los tiempos”, pero que les ha supuesto vivir fuera de la mediocridad que es a lo más que podían aspirar sin política.

Y, por supuesto, nada hay que decir, porque está todo dicho de: salarios (los más bajos de España, excepto los suyos), empleo precario, contratos basura, paro record entre comunidades; pobreza relativa (el doble de la media nacional); refinería (monstruo contaminante sin control); el IRPF más caro del País; la ocultación de bienes ante la pasividad del Erario Público; la ruina de la Administración Local porque los Ayuntamientos se han convertido en macro-empresas para el voto; la “directiva de la vergüenza” y la norma de las 65 horas semanales votada a favor por casi todos los socialistas; el exceso de funcionarios en la región; el botellón sin control en la mayoría de los sitios; las subvenciones a quienes no las necesitan -a algunos escandalosas-; etc.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris