Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El ciclismo pide un año sabático

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 22 de julio de 2008, 08:37 h (CET)
Estamos viviendo la caída libre de uno los deportes más duros e ingratos que existen: el ciclismo. Y es una pena que el dopaje vaya muy por delante, escapado en solitario diría yo, del propio deporte; y que además España sea el epicentro de los dimes y diretes, de las culpas, y de toda la porquería que nos echan de fuera.

En esto del dopaje sólo hay dos premisas: los que se dopan y los que no. A los primeros hay que perseguirles y echarles de este bello deporte. A los segundos hay que limpiarles la carretera de tramposos para que puedan practicar su profesión con dignidad.

Y no puede haber medias tintas ni pagar justos por pecadores. No se puede criminalizar al ciclismo español, ni tampoco machacar, como ha hecho el Tour, con los dos últimos vencedores españoles, Óscar Pereiro y Alberto Contador. Que ahora hay dos dopados españoles, correcto, que hay otro italiano, correcto,… pero lo que está claro es que esto no puede seguir así porque se están cargando este deporte los mismos que viven de él.

¿Qué hacer entonces? Se impone un año sabático en el ciclismo profesional, que las grandes vueltas reaccionen e impongan la lógica con etapas y calendarios espectaculares pero ligeros. Rondas de dos semanas con etapas mucho más cortas en kilometraje, con otro tipo de alicientes, premios, puntos… donde los patrocinadores no se lleven sustos y su imagen esté pulcra, algunos corredores no tengan que doparse y los equipos sean conscientes de que se están jugando el pan de sus familias. Que esto es muy serio y las cartas deben ser iguales para todos.

Desde la trágica marcha de legandarios como Jiménez o Pantani no hemos aprendido nada de nada. Qué pena. La verdad es que no estoy viendo el Tour porque sus organizadores no son capaces de garantizarme la norma más básica de todas: una carrera entre iguales. Y así, claro, me da lo mismo que gané un uzbeko, un italiano o un español porque la carrera nace desvirtuada y así no se puede seguir una pedalada más por muchos intereses que haya.

Ah! Y un mensaje final a los que no se dopan. Gracias por vuestro esfuerzo, por vuestro sacrificio en la bicicleta y por aguantar encima que os metan en el mismo saco. Es una gran injusticia. Yo, si fuera uno de vosotros, y precisamente por pensar en el bienestar de vuestras familias, me bajaría de la bicicleta en pleno Tour y les diría a los franceses, hacedme un control en mitad de la carretera que estoy limpio de polvo y paja. Después, cogería las maletas y les diría a estos vecinos altaneros: “Que os zurzan, que yo me voy ‘pa’ mi pueblo”.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris