Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Basta ya de tramposos

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 18 de julio de 2008, 21:15 h (CET)
Basta ya de tramposos que ensucian un deporte tan bonito y con tanta historia como es el ciclismo. Cada temporada no hay vuelta importante donde no salga a la luz algún caso de dopaje dentro del pelotón. Pero lo peor de todo es que hemos llegado a un punto donde estas lamentables noticias caen en una especie de saco roto donde poca gente de este mundillo sube la voz criticando y denunciando estos hechos, probablemente con la salvedad de los medios de comunicación en los últimos años.

Los propios ciclistas, sin duda los más perjudicados junto al propio deporte, apenas realizan declaraciones manifestando sus opiniones en contra de lo sucedido. Este colectivo tiempo atrás se quejaba de la persecución que estaban sufriendo por parte de la UCI a través de sus ‘vampiros’, que entraban a cualquier hora en sus habitaciones para realizar análisis sin previo aviso. Entonces, los periodistas veían en los ‘cazadores’ a los grandes culpables y a los ciclistas se les ponía como víctimas indefensas ante tal atropello.

Sí, es verdad que en alguna ocasión es posible que las maneras o los medios no fuesen los más adecuados con los profesionales del pedal, pero se está demostrando que en este deporte hay mucho estafador. Algunos dirán que la cantidad de controles que sufren los ciclistas nada tienen que ver respecto a otros como los futbolistas o baloncestistas. Tienen toda la razón, sin embargo este argumento no fundamenta en ningún caso el doping. Está claro que fulleros los hay en todos los lados, pero el ciclismo se está llevando la palma en casos de dopaje.

Antes creía que los culpables eran los médicos de los equipos que distribuían sustancias prohibidas a los corredores, en muchos casos, sin que ellos mismos supieran lo que estaban tomando. Pero me estoy dando cuenta que esta excusa es errónea, ya que saben de sobra lo que se meten para el cuerpo, incluso a escondidas y por detrás del equipo que le paga. Casos recientes como los de Riccò, esa crack de la bicicleta que recuerda a mucha gente al difunto Pantani, o los españoles Beltrán y Dueñas ensucian más aún si cabe a este deporte. Sinceramente, alguno caerá más con el paso de la ronda francesa.

El daño al ciclismo ya es impagable y diría casi que irreparable. Líderes del Tour como Rasmussen o Landis fueron despojados de su ‘amarillo’ por tramposos, con la suerte de caer en manos de Pereiro y Contador. Pero estas victorias son empañadas por el propio contexto. Ahora, sin embargo, nuestro país se tiene que avergonzar de dos individuos que han ensuciado al deporte español con sus trampas. Es curioso, pero en un primer momento todos los afectados ensalzan su inocencia hasta que sale el contraanálisis, incluso los mismos directores del equipo. Ojala en otros deportes esta presunción de inocencia se llevara de igual manera hacia los deportistas.

Hay que acabar de una vez por todas con los tramposos o los que provocan las trampas si se quiere salvar al ciclismo de una muerte asegurada. Los castigos deben ser ejemplares por parte de la UCI y de las federaciones de cada país. Hablar de cárcel son palabras mayores, sin embargo una condena perpetua, hablando en lo deportivo claro está, podría ser una drástica y radical solución para intentan amedrentar a los que quieran saltarse las reglas. Para ser justos, otro día hablaré de las etapas brutales que los organizadores, otros de los grandes culpables de la actual situación, planifican para las grandes vueltas y cómo el ciclista debe soportar tres semanas de competición a un ritmo de locura sin apenas descanso.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris