Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reales de vellón  

Rectificar es de sabios. ¿Por qué no lo hace?

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 14 de julio de 2008, 21:47 h (CET)
Ciertamente cualquiera puede equivocarse; lo importante es rectificar cuando uno se percata de ello. El tiempo transcurrido entre el error y la rectificación es inversamente proporcional a la inteligencia de quien se equivocó. Así, cuanto menor es el espacio de tiempo entre la equivocación y su rectificación, más inteligente parece el actor, pues si errar es humano, rectificar es de sabios.

A raíz de las pasadas elecciones generales del 9-M, José Luis Rodríguez Zapatero se vio impelido a la formación de un nuevo gobierno. Así, con las prisas y el nerviosismo del caso, pues no parecía que fuese capaz de formar gobierno con esa minoría absoluta, decidió liarse la manta a la cabeza y no sólo no se conformó con dar la campanada al nombrar ministra de las Fuerzas Armadas a una mujer en avanzado estado de gestación, por lo que en breve habría de tomar su baja maternal y cargar con su trabajo a otro compañero de gabinete –Rubalcaba hizo lo que pudo– sino que se inventó el ministerio de Igualdad, para que hombres y mujeres sean iguales; no se sabe si entre sí o frente a terceros: propios o extraños.

Y al frente de tan intempestivo ministerio puso a una joven de 31 años, Bibiana Aído, para la que por las prisas, no había en su toma de posesión, no ya una cartera ministerial rotulada al uso ni tan siquiera cartera. Su currículum tiene cuatro líneas, no páginas: Fue delegada provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz entre febrero de 2003 y julio de 2006, y directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco de la Consejería de Cultura entre julio de 2006 y marzo de 2008.

En su ministerio, además del chófer y un ordenanza que se suponen, en la web institucional de su ministerio sólo aparece una secretaria general de políticas de igualdad, Isabel María Martínez Lozano que era asesora ejecutiva de la Vicepresidenta Primera del Gobierno.

La ministra de igualdad es quien incorpora un nuevo estilo al gabinete ministerial por lo visto, con la puesta a disposición de un teléfono de ayuda a maltratadores y un nuevo léxico para los miembros y las miembras del Congreso de Diputados. En su apresurado aleccionamiento ministerial debieron recalcarle lo del femenino y el masculino para no parecer machista y lo que parece en cambio es iletrada. Como aquel dirigente sindical que en referencia a un acuerdo adoptado por todo el colectivo al que representaba dijo: “nosotros y nosotras…”; cual si de un grupo de hermafroditas se tratara.

La joven ministra desconoce su trabajo ministerial, seguramente más por bisoña que por falta de capacidad, ya crecerá, y no genera el trabajo que cabe esperar de su ministerio y darle razón de ser, motivo por la que dedica su tiempo a asistir a manifestaciones populares como la del Orgullo-08 (MADO-08) organizado por la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y la COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) seguramente más por parecer guay o enrollada que por devoción. De manera que su valedora, la Vicepresidenta del Gobierno, le adjudicó el pasado consejo de ministros una iniciativa legislativa que correspondía en realidad al ministerio de Sanidad y Consumo, del que es titular el sonriente Bernat Soria Escoms.

En efecto, ante la polémica judicial sobre la confidencialidad debida o no sobre la identidad de las mujeres que se han sometido a la interrupción del embarazo en las clínicas vinculadas al ginecólogo Carlos Morín, donde el juez que lleva el caso ha dictado auto para que las partes conozcan su identidad, Bernat Soria ha elaborado un proyecto de decreto para proteger la identidad de las mujeres que se someten a un aborto. Y así, quien presentó la norma en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros fue Bibiana Aído, mientras Bernat Soria se mordía los puños en un rincón.

En cualquier caso, el contenido del Real Decreto que se aprobó, especifica que la identidad de las mujeres que se sometan al aborto sólo podrá ser desvelado en el caso de que una autorización judicial así lo ordene, cual es el caso que nos ocupa.

Pero como todo se sabe, por mucho que se empeñe Zapatero en darle protagonismo al inservible ministerio de Igualdad y a su novata titular, obtendría ZP mucha mayor credibilidad demostrando que es sabio al rectificar, suprimiendo ese ministerio y devolviendo a la joven promesa ministerial, en el mejor de los casos, a foguearse en la administración civil del estado, con un cargo menos rimbombante que el de ministra y más adecuado a su capacidad de aprendizaje.

Si Bibiana Aído se sabe ya lo del flamenco, aprovechando que está en Madrid, podría ahora dedicarse a la promoción del chotis; ya saben, ese baile agarrado y lento que suele ejecutarse dando tres pasos a la izquierda, tres a la derecha y vueltas, popularizado por “La Verbena de la Paloma”. Así no habrá de usurparles el trabajo a sus colegas de gabinete y parecer útil.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris