Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Cadena perpétua: sí o no

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 14 de julio de 2008, 04:05 h (CET)
Que hay individuos que no pueden vivir entre sus semejantes, de eso no me cabe duda… y creo que a nadie. Que desechada la pena de muerte se deben instrumentar medidas para apartar de la Sociedad a verdaderos depravados, tampoco parece discutible, y la única duda a resolver, si se deben encerrar para siempre o hasta que cumplan unos más o menos años de cárcel, ateniéndonos a la premisa y mandato constitucional de la rehabilitación y reinserción.

He pasado demasiados años de cárcel para ni siquiera opinar si la cárcel es solución de nada, y absolutamente convencido que inútil y hasta contraproducente para reinserciones o rehabilitaciones, conceptos fantasía irrealizables, supongo surgidos del invento de los “campos de reeducación” de tan terrible memoria. Máxime la cárcel puede actuar de disuasión ante el posible delincuente, y hasta para el ya experimentado, pero de eso a pretender que se enderezará una personalidad, parece; o una torticera elucubración de iluminados “científicos” de la mente humana, o un farisaico postulado de la Sociedad ante la inhumanidad de un castigo terrible, la “privación de libertad”.

Solo me cabe el interrogante ante la dudosa capacidad humana de impartir Justicia, añadiendo que el tema Justicia es tan grave que ni de lejos se puede o debe dejar a profesionales funcionarios sin intervención directa de los más posibles ciudadanos, jurados simples o mixtos, revisiones y segundas instancias, y amplios comités interventores en los muchos mecanismos de control del proceso penitenciario.

He visto, indiferente ante la salvajada, un linchamiento, una paliza de muerte, o casi, porque no supe de su vuelta del Clínico a la Modelo, al violador asesino de una niña…he convivido con individuos que merecían mil muertes y perpetuas… pero también he sufrido e intuido tantas barbaridades de la “Justicia” que no me atrevo a conceder a ningún Sistema la capacidad ni siquiera de Juzgar. Mal dilema, pero ante la depravación, no valen ambigüedades, por lo que la CADENA PERPETUA está más que merecida… y necesaria… pues un degenerado violador y asesino…repetirá.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris