Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

Como en los viejos tiempos

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
lunes, 14 de julio de 2008, 03:39 h (CET)
Solo hay una palabra para describir lo que está ocurriendo en el Tour de Francia durante esta primera semana: Increible.

Hay que dar las gracias a los organizadores de la “Grande Boucle” por el cambio de recorrido, y sustituir esas etapas aburridas en las que lo único interesante, a parte del “sprint”, eran las caídas, por jornadas “rompepiernas”, repechos finales, etc.

Y si a este cambio le unes el buen comienzo de nuestros ciclistas, no se puede pedir nada más.

Alejandro Valverde fue el primero que nos dio una alegría, y no esperó mucho, pues en la jornada inaugural realizó una arrancada de las suyas y pasó a Kim Kirchen como si del Renault de Fernando Alonso y Nelsinho Piquet se tratase.

Ese día se enfundó el maillot amarillo y presentó su candidatura para el podio de París, aunque tampoco hacía mucha falta, pero vino bien para que la afición española se enganchase a la ronda gala desde el primer minuto.

El liderato no le duraría mucho, ya que en la tercera el francés Romain Feillu se le arrebató en un despiste de los equipos de los hombres más rápidos, pero este tampoco le vistió demasiado, pues en la siguiente, la contrareloj de Cholet, un veterano alemán dio una exhibición y hubo de nuevo cambio de líder.

El clasicómano germano, Stefan Schumacher, fue también protagonista dos etapas después, la primera de montaña de esta edición, en la que Riccó consiguió su primer triunfo en el Tour y en la que Valverde recuperó las fuerzas que había perdido en la caída del día anterior. A falta de poco menos de 1 Km para el final el ciclista del Gerolsteiner se fue al suelo y cedió el liderato ante el actual líder, Kim Kirchen.

Tras los primeros seis días de competición todavía esperaba lo mejor. La jornada de ayer pasará a la historia como una de las más entretenidas de los últimos años.

Todo empezó por una caída, que tan solo dejó en cabeza a unos 26 corredores, entre los que no estaban ni Damiano Cunego ni los hombres del Euskaltel-Euskadi, Samuel Sánchez, Mikel Astarloza y Haimar Zubeldia.

Cuando se unieron de nuevo los dos grupos llegó el momento de los ataques. Entre todos los que lo intentaron, tres españoles (David de la Fuente, Josep Jufré y Luis León Sánchez) y un italiano (Vincenzo Nibali) fueron los únicos que consiguieron abrir hueco respecto al pelotón.

Una vez cazado el cuarteto, Óscar Pereiro y Samuel Sánchez intentaron sorprender en la bajada, pero estaban muy vigilados. Estos dos no pudieron marcharse del grupo, pero Luis León, uno de los componentes de la escapada del día, si que consiguió el objetivo y dando una clase de lucha y esfuerzo se fue directo a por la victoria.

Todo esto ha ocurrido en siete etapas y todavía no ha llegado la alta montaña, por lo que os recomiendo que no os perdais lo que queda de Tour, que es mucho.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris