Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Los resultados de la cumbre del G8

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 13 de julio de 2008, 05:43 h (CET)
No se ha hecho esperar el resultado de la reunión en Japón de los países miembros del G8, los ocho más poderosos del mundo mundial. El resultado se ha concretado en nueve bebés y seis adultos fallecidos en la segunda tragedia que vive la costa andaluza esta semana en el intento de los inmigrantes por entrar en España.

Se les ha visto tan sonrientes, tan contentos, tan alegres, no, a los inmigrantes evidentemente no, a los componentes del G8 en su encuentro como si en este mundo no hubiera hambre y miseria suficiente pero insuficiente para tapar las vergüenzas de los países ricos. A estos, a los del G8, aún les falta más hambre, más miseria, más guerras fratricidas, más genocidios, más enfermedades para darse cuenta de que es lo que realmente están haciendo por remediarlo: Nada. Muchas palabras altisonantes, muchas declaraciones de buenas intenciones pero al final que cada cual se las apañe como pueda. Al parecer nadie esquilmó con su atroz colonialismo a esos países cuyos ciudadanos se enfrentan a diario con la muerte en un intento por subsistir que en muchas ocasiones les lleva a perder la vida, los que se aprovecharon miran ahora para otro lado, “yo he sido” intentan dar a entender con absoluto descaro.

Los del G8 que se han reunido en Japón y mientras consumían los 19 platos diferentes que les sirvieron en una opípara cena acordaron el relación con la ayuda al desarrollo y a la crisis alimentaria, renovar “los compromisos de ayuda pública al desarrollo” decididos en 2005, cuando habían prometido doblar la ayuda a África y expresaron su “seria preocupación por las consecuencias de la crisis alimentaria”. La verdad es que no se si han puesto de manifiesto su preocupación o su cinismo sobre el hambre en África.

En cualquier caso en la inmensidad del mar están reflejados a diario los resultados de esas reuniones en las que nos quieren “colar” que están “arreglando” el mundo.

Noticias relacionadas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro

¿Será Theresa May la nueva Dama de Hierro?

¿Hacia un Brexit caótico?

Teoría de la suposición de Ockham

Guillermo de Ockham elaboró una sutil filosofía del lenguaje
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris