Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

“Nevando Voy”: Enamorado de la vida aunque a veces duela

Borja Rojas
Redacción
viernes, 9 de enero de 2009, 05:26 h (CET)
Como una pequeña joya, así podría ser catalogada esta película de bajísimo presupuesto en la que sus dos directoras, la pamplonica Maitena Muruzábal y la bonaerense Candela Figueira, demuestran que para hacer un filme solo es necesario una historia y de paso dan una lección a todos los pretenciosos que intentan hacer cine en España a base de una imagen extravagante. No en vano, en la realización de Nevando Voy tan solo invirtieron 15000 euros, además de mucho tiempo y esfuerzo. El resultado no podía haber sido mejor, un guión conmovedor en el que se mezclan llantos y risas por igual algo que Lope de Vega ya descubrió al afirmar que lo que mejor funciona en España es la tragicomedia.

Rodada con una cámara mas que asequible y que proporcionó a las directoras algún que otro quebradero de cabeza, Nevando Voy cuenta la historia de cuatro trabajadores de una fábrica de embalaje en diferentes etapas de su vida. Javier (Gabriel Latorre), Brutus para las chicas, es el encargado que pide refuerzos. Jairo (Xavier Yárnoz) que es trasladado de otra sección, Ángela (Laura de Pedro), la joven que revoluciona el ambiente de la fábrica y cuyo personaje está basado en una de las directoras, Maitena Muruzábal, y Karmentxu (Asun Aguinaco) que llega junto a Ángela de una empresa de trabajo temporal para fajarse durante dos semanas. De seis a dos, los cuatro embalan cadenas en silencio, cada uno en su mesa. Pero la meteoreología anuncia temporal y el trabajo se prolonga. Sin darse cuenta, Ángela empieza a romper las reglas del trabajo y poco a poco éstas van cambiando hasta hacer felices a sus otros tres compañeros hasta llegar a conseguir un ambiente ideal. Pero todo cambia cuando terminan los malos tiempos de nieve, Ángela y Karmentxu son trasladadas a otra fábrica.

En este sentido, son muchos los elementos que ayudan a enriquecer el filme: Desde la historia, que concluye de forma redonda mezclando puntos muy buenos de humor con momentos dramáticos, hasta la acertada banda sonora compuesta por Gonzalo Díaz Yerro o el tema titulado como la película, ‘Nevando voy’, pasando por la idónea elección de actores, en su mayoría desconocidos, y el trabajo de la mayoría de ellos. En el otro lado de la balanza se encuentran una pobre fotografía, producto de las dificultades de rodar den HDV y la actuación de Asun Aguinaco, que aunque comienza muy dubitativa llega a tener muy buenos puntos de humor sacando a relucir las sonrisas del público.

En definitiva se trata de una de una película que habla de la crueldad del ambiente laboral, ya sea en una fábrica o en una oficina junto a tu amigo el ordenador, lo cierto es que el empresario, sobre todo los españoles, nunca quiere dejar de ganar un poco, que no perder, y prefiere explotar o despedir a sus trabajadores. A pesar de haber sido galardonada con varios premios en la Seminci o recientemente en el festival Miradas Madrid, Nevando Voy siempre consigue el mayor de los galardones que no es otro que el aplauso del público asistente. Una pena que las aves rapaces del negocio que dominan la distribución en España no hayan sabido ver la calidad en esta película que tan solo sale con cinco copias y que podrán ver en los cines Golem de Madrid.

Noticias relacionadas

La cara oculta de los Oscar: así son de rentables

Las estrellas nominadas a mejor actor ganan un 20% más en su siguiente papel

Cinco películas inspiradoras en la lucha contra el cáncer y su papel en la psicooncología

Ver películas que abordan el cáncer desde un punto de vista positivo resulta beneficioso para los pacientes y sus allegados

Por qué la película 'Roma' desconcierta al público masculino

Estrenada por Netflix en diciembre

La Muestra de Cine de Lanzarote clausuró su octava edición con casi 1.700 asistentes

'La imagen que te faltaba', de Donal Foreman, obtuvo el Premio a Mejor Película, tras una innovadora deliberación pública

La película 'Le temps des égarés' de Virginie Sauveur gana el Premio a Mejor Película en el Zoom Festival

Attila Szász obtiene el Premio a Mejor Dirección por 'Örök tél'
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris