Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Crisis, la palabra maldita

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 10 de julio de 2008, 09:13 h (CET)
En la comparecencia, el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados, del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, el hoy líder de la derecha, con más de cuatrocientos votos en blanco, Mariano Rajoy, exigió a Zapatero que admita que hay crisis. Desde el Gobierno no se emplea la palabra “crisis” para calificar la actual situación por la que atraviesa la economía de los españoles y la de los ciudadanos de otros países en el entorno del nuestro, y en cambio si se emplea el término “recesión”, que para mi viene a definir muy claramente la actual coyuntura económica. Si buscamos en el diccionario la palabra “recesión” veremos que su significado es “la crisis provoca la recesión económica”. Por tanto el término “recesión” engloba ambas situaciones. Pero de la crisis se suele salir, la crisis no es mortal de necesidad, ni el retroceso imposibilita un avance posterior.

Pero veamos que se dice en el Partido Popular cuando alguien les achaca que por su ineficaz gestión económica se ha entrado en crisis. El 28 de octubre de 2004 el diario Información de Alicante, daba la noticia de que el día anterior tuvo lugar una reunión del presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, si, con Camps, con ese que Rajoy pone de referente a la hora de gobernar bien, con los agentes económicos de la Comunidad Valenciana. Los empresarios valencianos mostraron su descontento y sus quejas por que la economía en la Comunidad Valenciana no andaba bien y que ello estaba provocando una crisis que les tenía muy preocupados. A esto les respondió Camps, diciéndoles que “se va a negar a utilizar palabras malditas que provoquen sensación de inquietud e incertidumbre porque en una economía abierta y competitiva como la nuestra hay palabras que no se deben utilizar” añadiendo Camps, que “la economía valenciana no debe utilizar la palabra crisis”. No lo dijo, pero quedó claro que Camps solo quería que se hablase de prosperidad, de avance, de progreso, de crisis nada, esa era una palabra maldita.

O sea, que hay crisis si gobierna la izquierda y no hay crisis si gobierna la derecha. Ya lo dijo Zapatero en su comparecencia: “Cuando ustedes fallaban en las previsiones era normal, si fallamos nosotros, engañamos”.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris