Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“El amor es el sentimiento que más nos inspira a los artistas”

Luis Fonsi, cantante
Redacción
martes, 25 de noviembre de 2008, 12:07 h (CET)
“Me fui en plan gitano con una mochila y mi guitarra unas semanas a Los Ángeles, otras a México y disfruté el proceso de sacarme todas esas ideas de la mente. Creo que logré el disco más completo que he hecho”. Lo que no dice el portorriqueño Luis Fonsi es que en ese proceso de sacarse ideas de la cabeza, que le llevó año y medio, llegó a componer nada menos que un centenar de canciones. Se dice pronto. Ante la imposibilidad de introducir tantos temas en un disco, Fonsi regaló muchos de ellos a otros colegas cantantes, quedándose para sí una docena de temas especialmente queridos para él y que son los que conforman su nuevo album, “Palabras del silencio”, que saldrá a la venta el próximo 26 de agosto. Un disco que persevera en la línea pop a la que Fonsi ha sido siempre fiel, pero introduciendo un toque de variedad en forma de acercamiento a otros estilos, que le ha llevado a viajar por medio mundo para encontrar a los músicos más adecuado para cada tema. El disco se publica en agosto, pero el proceso de promoción, lógicamente, ha comenzado ya. Fonsi se ha dejado caer unos días por España para atender a los medios de comunicación y, de paso, hacer una breve visita a los chicos de Operación Triunfo. Con su guitarra a un lado, relajado y seguro, esto fue lo que contó a Siglo XXI.




Luis Fonsi.


Mikel Chamizo / SIGLO XXI

El primer tema de su nuevo disco se titula ‘No me doy por vencido’. ¿De qué no se da por vencido? ¿Se trata de una declaración de intenciones?

Lo que dice el título, más que adaptarlo a mí, lo adapto a la vida y lo uso como un mensaje hacia la gente. ‘No me doy por vencido’ es mi mensaje al público, una manera de decirles que hay que vivir la vida con perseverancia y que hay que luchar para obtener lo que uno quiere. Obviamente en la canción está decorada como una historia de amor, pero creo que ese mensaje va mucho más allá de lo que es solamente amor y uno lo puede adaptar a cualquier situación de la vida. Me gustó la idea de empezar la promoción del nuevo disco con un mensaje tan claro, directo y positivo.

¿Y por qué hablar sobre esto mediante una historia de amor? Diría más... ¿por qué el noventa y nueve por ciento de las canciones que se hacen en el mundo hablan de amor?

No tengo problema en hablar del amor ni siento que deba esconderlo. Soy un baladista, un cantante romántico y creo que el amor es el sentimiento más importante en la vida y el que más inspiración nos da a los artistas. Da mucha fuerza a la hora de cantar e interpretar. Pero sí es verdad que, dentro de estas historias de amor, intento darle otro giro al tema para que no solamente las chicas, sino también los hombres, se puedan indentificar con ellas, o para que lleguen por igual a un público joven o más adulto. Con ‘No me doy por vencido’ creo que he logrado llevar ese mensaje más allá de la típica historia de amor.

Su último album, “Paso a Paso”, alcanzó el disco de platino en Estados Unidos y Puerto Rico y el disco de oro en España. ¿Cree que “Palabras del silencio” podrá superar el éxito de su predecesor?

Es una gran responsabilidad tener que superar lo que has hecho con el disco anterior. Pero, por esa misma razón, cuando estaba trabajando en “Palabras del silencio” traté de no preocuparme por lo que había hecho en el pasado y concentrarme en lo que tenía que venir, dejando a un lado todo lo que pasó con “Paso a paso” o con “Abrazar la vida”. Cuando uno intenta competir con uno mismo y se pone límites entonces comienza a cometer errores. Con este disco lo que traté hacer, simplemente, fue desahogarme a través de la composición, escribir sin parar y escoger buenas canciones, que hablasen de todo un poco pero con las que me pudiera sentir muy identificado.

¿Cómo describiría lo que contiene musicalmente este “Palabras del silencio”?

Pop, rock, baladas... Hay cosas muy románticas, otras más movidas, temas con mucha letra en las que la música queda en segundo plano, y otros viceversa, que buscan los sentimientos más desde lo musical. Es un disco muy completo pero también muy variado. Además, se grabó literalmente en el mundo entero: Londres, Italia, España, Brasil, Estados Unidos...

¿Y por qué hacerlo de esta manera en vez de encerrarse en un estudio para grabar? Eso suele ser lo habitual...

Porque, dependiendo de la canción, fuimos buscando a los músicos y productores que más nos gustaban. En algunas canciones queríamos un sonido más british, así que nos fuimos a Londres a grabarlas. Otras fuimos buscando a un baterista específico, o queriamos unos músicos de cuerda de Brasil. Ese fue el proceso que seguimos.

Al parecer se ha podido permitir el lujo de tomar todo aquello que le interesaba para su disco, pero supongo que todo eso es debido a que tenía las ideas muy claras al respecto.

Sí, la verdad es que el disco está pensado hasta un grado que casi roza el ridículo. Gracias a Dios me dieron el tiempo necesario para hacerlo: me he tomado un año y medio en componer las canciones y unos tres meses en grabalas.

Usted está ahora en la cresta de su carrera, tras diez años en los que su nombre se ha ido haciendo cada vez más conocido en los países latinos. ¿Esperaba llegar tan alto cuando empezó en esto de la música? ¿Cómo fueron sus inicios?

Yo empecé de niño cantando, la composición vino después. Pero para mí, ya desde pequeño, era divertido todo lo relacionado con la música, cantar y presentarme ante el público. Empezó como un hobby, pero luego ese hobby se convirtió en algo más serio y decidí ir a la universidad a estudiar música. Tras esto vino el contrato con Universal, en el 98. Pero, hasta cierto punto, diez años después ese niño dentro de mí que ve esto como un hobby todavía sigue estando ahí. Todavía hoy estar cantando frente a un público me resulta igual de divertido que cuando era niño. La parte dura de mi trabajo es lo que rodea a la música: el tener que hacer entrevistas, fotos, tener que levantarte temprano para viajar de un lado a otro... Pero cuando tengo ya la guitarra en la mano y comienzo a cantar es cuando me doy cuenta de que todo ese sacrificio ha merecido la pena.

¿Hasta donde le gustaría llegar en el mundo de la música? ¿Es usted ambicioso?

Más que ambicioso, soy optimista. Pero al mismo tiempo también soy realista. Yo tenía mis metas y definitivamente las he sobrepasado, pero con el tiempo uno va fijándose nuevas metas. Recuerdo que, cuando grabé mi primer disco, lo que quería sobre todo era que se publicase en España. Con el primer disco no pudo ser, pero sí con el segundo. Después me dije a mí mismo que quería triunfar y que quería un disco de oro, y llegamos a conseguir casi un platino. Con “Palabras del silencio” quiero más todavía, quiero una gira que en vez de dieciseis conciertos tenga treinta, quiero lanzar mi disco en Alemania y en Francia... Uno siempre tiene que ir renovándose sus metas y fijarse unas razones para seguir luchando. Estoy muy agradecido por todo lo que ha pasado y le debo muchísimo al público que me ha apoyado durante estos diez años, pero yo todavía me siento como si tuviera todo por hacer.

¿No le da rabia que, después de haber luchado y trabajado tanto, la piratería le vaya a robar gran parte de los beneficios que debería obtener por su trabajo?

Desgraciadamene eso es parte del mundo de la música hoy día. Es muy triste porque le está haciendo mucho daño a la música, no solamente a los artistas, como cree mucha gente, sino a la música en general y a todas las personas que trabajan en relación a ella. Más allá del artista está el compositor, el productor, el disquero, el guitarrista que toca en una canción, el fotógrafo de las imágenes del disco, el director que hace el videoclip... hay un sinnúmero de profesionales que se ven afectados por el fenómeno de la piratería. Yo, sin ignorar el problema, trato que no me bloquee y me concentro en mi trabajo, que es hacer buena música.

Pero incluso dentro del mundo de la música hay un debate abierto sobre este tema. La pasada semana entrevisté a Diego el Cigala y él estaba convencido de que la piratería es el resultado de la abusiva política de precios de las discográficas.

Yo creo que una cosa afecta a la otra. ¿Por qué se están vendiendo los discos caros? Porque hay mucha piratería y son menos los discos que se venden, y hacer un disco cuesta caro. Al fin y al cabo es un negocio y yo no quiero defender a nadie. A mí personalmente sí me gustaría que los discos fueran más baratos, porque lo que busco es que la gente escuche mi música. Yo no quiero que la gente sufra para poder comprarse un disco, o que solo puedan comprarse uno en vez de tres o cuatro. Soy el primero al que le gustaría que la música fuera más accesible, pero la realidad es que hay unos costos que obviamente hay que pagar. Pero como ya he dicho antes, este tema prefiero dejarlo en manos de mi manager y de la discográfica, y prefiero concentrarme en hacer buena música y ser accesible con mi público, para que me conozcan también como ser humano y se puedan identificar más con las canciones.

Estos días está iniciando usted su campaña de promoción del disco, con un calendario realmente intenso por Estados Unidos, Puerto Rico, España y México. Desde hace ya muchos años el éxito de un disco parece ir en directa proporción con la promoción que se le hace, pero, dígame la verdad, ¿le gusta a usted toda esta locura de los medios de comunicación?

Sí que me gusta y lo disfruto mucho, pero claro, como en cualquier ser humano llega también el momento del cansancio, sobre todo por tener que hablar tanto del disco y no poder hacerlo con música, que es como mejor me expreso. La parte de la promoción que más disfruto es cuando estoy cantando, porque ya deja de ser trabajo. Me encanta el directo y me gustaría poder hacer las entrevistas cantando en vez de hablando, pero soy consciente de que el trabajo de promoción es muy importante. Además, por medio de estas entrevistas en cierto modo me siento cerca de la gente a la que le gusta mi música. Siempre es agradable leer una entrevista a un músico que te gusta y llegar a conocerlo un poquito más.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris