Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

Distorsionando con The Ting Tings

Mikel Chamizo
Redacción
viernes, 31 de octubre de 2008, 04:56 h (CET)
El club Ocho y Medio y MySpace presentaron el jueves en España al grupo revelación de la escena indie del momento, The Ting Tings, un dúo que debe gran parte de su éxito a esa red social a estas alturas imprescindible para la nueva música que es el MySpace. Fue, precisamente, una campaña por MySpace la que llevó al grupo a mantenerse en el número uno del UK Singles Chart el pasado mes de mayo, con “That’s not my name”, tema que se ha convertido rápidamente en rompepistas imprescindible en las sesiones de las discotecas pop-rock de moda en toda Europa. Su primer álbum, “We started nothing”, se publicó también en mayo, aprovechando el tirón del éxito de ‘That’s not my name’ e incluyendo un par de temas que ya venían dando guerra desde hace unos meses, ‘Great DJ’ y ‘Shut up and let me go’, esta última bien conocida por su aparición en un anuncio televisivo de iPod.

Lo cierto es que una formación como The Ting Tings plantéa incógnitas sobre su directo: son una ‘banda’ indie y en sus grabaciones suenan como tal: voz, guitarras, bajo, batería y, en este caso, también sintes. Pero la realidad es que The Ting Tings lo forman solamente dos miembros, el baterista Jules de Martino y la vocalista Katie White, y como tal se presentan sobre los escenarios, sin refuerzos externos para el directo y con material pregrabado de todas aquellas partes instrumentales que ellos solos, lógicamente, no pueden abarcar. Pero una vez planteadas las dudas, hay que reconocer que The Ting Tings tienen un directo estupendo: Katie es una bomba de energía sobre el escenario y Jules, aunque pase más desapercibido que la cantante rubia, ofrece un verdadero espectáculo a la batería, tocando ritmos a menudo complejísimos sin despeinarse y haciendo las coros al mismo tiempo, e incluso con capacidad para colocarse a la velocidad de la luz las horteras -¿o habría que decir modernas?- gafas de sol que llevó en Madrid y que se le caían constantemente. Desde el escenario emanó una pura corriente electrica que envolvió a un público medio enloquecido por el despliegue sonoro y las pataletas de Katie, pero... ¿nos dieron gato por liebre? Como suele ser habitual en los directos programados por Ocho y medio, el técnico de sonido hizo prevalecer el guitarreo constantemente hasta el punto de saturación, de modo que aquello pareció por momentos más un concierto de punk que de indie-pop. El sonido era tan excesivo y crujiente que subyugaba, vale, pero me temo que no tenía mucho que ver con la filosofía de The Ting Tings, cuyos temas están repletos de detalles sutiles que fueron inapreciables en su directo en la Flamingo.
Tras una cola que se internaba bien entrada la Gran Vía –el concierto era gratuito para los abonados de MySpace- y casi una hora de retraso sobre la hora anunciada, el dúo comenzó su actuación con ‘We walk’, uno de los temas más relajados del disco –aunque no por ello menos bailable-, que fue un buen precalentamiento al temazo ‘Great DJ’, cuyo estribillo un tanto naive el público coreó con entrega arrastrado por una saltarina Katie que ya no mantuvo ambos pies a la vez sobre el suelo durante el resto del concierto. Tras ‘Great DJ’ llegó ‘Fruit machine’, uno de los primeros temas del grupo, ligeramente funky y, quien sabe, quizá un pequeño homenaje al clásico ‘These boots are made for walking’. Antes de encarar la recta final del breve recital The Ting Tings tocó uno de los temas con mejores líricas del CD, la musicalmente un tanto ñoña ‘Keep your head’, a la que siguieron los dos hits del grupo, ‘Shut up and let me go’ y ‘We started nothing’, con los que quemaron la sala a pesar de que a estas alturas el balance sonoro ya era casi demencial. Tras hacerse de rogar muy poco –el público no tenía muy claro si el concierto había llegado a su fin o si se trataba tan solo de un descanso- The Ting Tings se despidió de Madrid con el tema que da nombre al disco, ‘We started nothing’. Volverán en el otoño para un par de conciertos más convencionales y, esperemos, con mejores condiciones acústicas. Si es así, mejor será no perdérselos.

Noticias relacionadas

Jazzmadrid18 muestra las claves de este género musical en varias conferencias gratuitas

El ciclo, que incluye seis ponencias, está impartido por prestigiosos teóricos y críticos del jazz en nuestro país

Jazzmadrid18 inicia su andadura mañana con el concierto de Art Ensemble of Chicago

Del 6 al 30 de noviembre con más de un centenar de actuaciones musicales

Ciclo de músicos españoles en Colombia

La presentación oficial del ciclo tendrá lugar el día 7 de noviembre

Camila Cabello y su canción 'Havana' triunfan en los MTV EMAs

Celebrados en Bilbao

'No Tourists', el nuevo disco de The Prodigy llega a tiendas y plataformas

El séptimo trabajo de los británicos ya está disponible
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris