Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Nadal: La bestia golpea de nuevo

Paco Milla
Paco Milla
miércoles, 9 de julio de 2008, 02:17 h (CET)
Quizás sea el momento de reconocerle como el autentico numero uno, sin necesidad de esperar a Septiembre. Lo visto ayer, así lo aconseja.

No cabe duda de que el miedo escénico sobre un estadio de futbol, debe ser brutal, así como la presión a la que te somete, pero al fin y al cabo “la culpa” recae sobre once jugadores.

El problema aparece, cuando llega la hora de desfilar por el pasillo que da salida al coliseo, donde la plebe ruge, los focos deslumbran y cuando miras atrás, resulta que estas solo.

Debe provenir de esos momentos, la ya famosa frase : “no siento las piernas, mi general”

Toda la mitad de la arena o césped (o patatal como el de ayer) es tuyo y solo tuyo.

Enfrente , hay otro gladiador, posiblemente tan asustado como tu y solo aquel que consiga hacer lo que sabe, sin que absolutamente nada del entorno le afecte, aparecerá en las portadas de todo el mundo y las agencias vomitarán su nombre miles de veces.

Ayer ocurrió y durante casi cinco horas, el coliseo rugió (muy educadamente, claro) pero rugió.

La frialdad de un suizo, que dicen que hace música con la raqueta, contra la explosividad y autoestima de un casi adolescente, al que me apetece apodar “la bestia” por sus continuos izquierdazos al hígado, cuando consigue un tanto muy luchado.

Gesto sin duda, que es una inyección en vena de adrenalina pura, añadiendo además un sonido gutural (que no grito) que proviene de la tensión abdominal. Los artistas marciales lo conocen bien, le llaman kiai y alguien explicó a Nadal, muy , muy bien como hacerlo y en que determinados momentos.

En esta ocasión, ganó la furia y la frescura. Una vez mas el aspirante, robó la cartera al ya “desmotivado” entronado.

Este mallorquín, nos va a dar muchas alegrías, váyanse acostumbrando. Hay otro que también puede hacerlo y de hecho ya nos las dio, pero ha de cambiar de coche. Últimamente le llamo Alonso (Fre-nando) y ya se que es de muy mala leche, pero es que el triciclo no anda. Es como si le damos a Nadal una raquetilla de ping-pong, para enfrentarse al violinista del tenis.

En fin, “pedazo de bestia”, enhorabuena y que sigas rugiendo por largo tiempo, lo que tus rodillas y motivación mental te permitan. AVE.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris