Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tercera puerta  

Ellos dirán... nosotros contestaremos

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 8 de julio de 2008, 10:29 h (CET)
Ellos dirán que la Consulta del Lehendakari Ibarretxe es un referéndum, y nosotros les retaremos a que busquen en la totalidad de la ley para la Consulta la palabra “referéndum”. Ellos dirán que mentimos y nosotros demostraremos que no es así.

Corren tiempos en los que el inocente tiene que demostrar su inocencia y no el que acusa, la culpabilidad del otro. Vivimos en un mundo al revés, en un mundo donde los cimientos comienzan por el tejado y donde los que pensamos diferente somos criminalizados. Es triste y jurídicamente aberrante, que el acusado tenga que probar su inocencia y no el otro la culpabilidad de este, pero no nos cansaremos de demostrar a las personas que no sólo creemos en lo que hacemos, sino que estamos seguros de que es viable nuestro sueño y no ilegal como muchos se anticipan a decir.

Ellos dirán que las preguntas formuladas y aprobadas por el Parlamento Vasco no condenan, ni rechazan ni piden el final de E.T.A. Lo que muchos no saben es que el texto de ambas preguntas reproduce literalmente el contenido del Pacto de Ajuria Enea (1988) y el acuerdo del Congreso de los Diputados para el final de la violencia (2005). El primero de ellos un pacto entre los partidos políticos Alianza Popular (PP), Euskadiko Ezkerra, PNV, PSOE, EA, y CDS; y el segundo una iniciativa del Gobierno Central y aprobado por la totalidad de los partidos políticos salvo el PP.

Ellos dirán que el Parlamento Vasco da voz a E.T.A. y que con esta consulta le da aire y deja en sus manos el futuro del pueblo vasco, pero seamos realistas, ¿quién dejó en manos de E.T.A. el futuro del pueblo vasco? El Gobierno Central negoció con E.T.A. una serie de cesiones de carácter político que afectarían a la totalidad de los vascos. ¿Por qué ahora se niega Zapatero a hablar de lo mismo con el máximo representante de los vascos, Juan Jose Ibarretxe? ¿Por qué con E.T.A. sí, y con Ibarretxe no?.

Ellos dirán que la aprobación de la ley para la consulta esta “manchada de sangre” con los votos de EHAK, pero es gracioso que nadie diga lo mismo del PP y el PSOE cuando cuentan con sus votos para hacer oposición y denegar la aprobación de todo tipo de leyes e iniciativas del Parlamento Vasco. Parece que los votos de EHAK sólo están “manchados de sangre” cuando apoyan iniciativas del tripartito, pero no cuando lo desgastan y hacen “piña” con el PSOE y el PP. Curioso cuanto menos, ¿no?.

Ellos dirán que la consulta divide a la sociedad vasca y nosotros contestaremos que lo que de verdad divide a una sociedad es tratar de imponerle su futuro desde otros espacios, negarle la posibilidad de decidir libremente entre todos sus habitantes su futuro. Lo que de verdad divide es negar el dialogo, cerrar medios de comunicación e ilegalizar partidos políticos.

Ellos dirán que la consulta es ilegal, basándose en el Art.92 de la Constitución Española, y nosotros citaremos textualmente su contenido que nos dice: “las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos [...], el referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno previamente autorizado por el Congreso de los Diputados”. La celebración de referéndums es competencia exclusiva del Estado, pero volvemos al principio, no es un referéndum, sino una consulta. No existe ninguna regulación sobre las consultas en la Constitución Española, por tanto podríamos hablar de una situación de alegalidad, y no de ilegalidad como se dice tranquilamente. El Gobierno dice que para dar cabida a esta consulta en la constitución seria necesaria reformarla, y yo pregunto, ¿por qué en el Estatut Catalán (Art.29 y Art.122) y en el Estatuto Andaluz (Art.30 y Art.78) se contempla la posibilidad de realizar a sus respectivos gobiernos autonómicos la realización de consultas populares sin haber sido necesaria una reforma de la constitución?. ¡Qué alguien me responda si esta situación no es discriminatoria! , qué alguien me diga porque si se deja preguntar a la ciudadanía andaluza y catalana y no a la vasca. ¿Acaso tienen miedo algunos a la respuesta?. Por si todos estos argumentos jurídicos no fueran suficientes, en el Estatuto de Gernika (aprobado con el voto a favor del PSOE, al igual que en el actual estatuto catalán y andaluz) aparece reflejada la posibilidad del Gobierno Vasco de favorecer la participación de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Art.9.2.e: “Los poderes públicos vascos [...] Facilitarán la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social del País Vasco.

Lo que no podemos permitir es que un acuerdo alcanzado en Euskadi, con sus respectivos partidos políticos sea lapidado en Madrid. No podemos permitir que la voluntad del conjunto de la ciudadanía sea ignorado y guardado en un cajón de Madrid.

Ellos dirán muchas mentiras, y nosotros seguiremos luchando para demostrar nuestra inocencia y seguiremos defendiendo nuestras costumbres y nuestra cultura.

Noticias relacionadas

Sentido de la vida

En el libro El sentido de la vida de Gustavo Bueno se plantean numerosas cuestiones que conforman un sólido y extenso tratado de filosofía moral

Mal empieza, señora Batet, entorpeciendo la suspensión de los golpistas

Enfrentarse, por motivos partidistas, al Tribunal Supremo; intentando ver fantasmas donde no los hay, no es la mejor manera de iniciarse en la presidencia del Congreso, señora Meritchel Batet

Prevaricando a lo grande

“Esta diputada es tan absurda como el actual alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que elimina los patios de los colegios e institutos para hacer aparcamientos públicos”

Días de Vino y Rosas

Mitxeli Batet y Manuel Cruz, tratarán de reconducir la soberanía del Estado hacia un incierto y preocupante destino

Inquietante normalidad

No pocas veces, los factores implicados en las malas consecuencias de unas acciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris