Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Represores y asesinos que regresan de la mano del clero

Luís Agüero Wagner
Redacción
lunes, 7 de julio de 2008, 01:45 h (CET)
Al finalizar la Segunda guerra mundial, fue notorio el reciclaje de criminales de guerra nazis que Estados Unidos juzgó podrían serles útiles en diversas áreas. En ese contexto, el Proyecto Paperclip sirvió para otorgar ciudadanía estadounidense a científicos que habían hecho atroces experimentos con seres humanos en campos de exterminio, entre ellos la disección en vivo de prisioneros. Entre los más prominentes protegidos se contaba a personajes de la talla de Klaus Barbie, Reinhard Huelen, Alfred Six, Emil Augsburg, Alois Brunner y Otto Von Bolschwing. También lograron reciclarse ante los norteamericanos el nazi convencido Werner von Braun, quien luego sería pieza clave del programa espacial de la NASA y tenebrosos miembros de la Unidad 731 japonesa como Shiiro Ishii, quien había utilizado como ratas de laboratorio a soldados norteamericanos hechos prisioneros en el Pacífico.

Algo parecido sucede hoy en la idílica república burguesa del Obispo de los pobres, donde destacados represores y asesinos arrepentidos son captados para fines políticos por el clérigo presidente Fernando Lugo, en su momento presentado como militante de la teología de la liberación. Hoy lunes 30, un pacto con los seguidores del general golpista Lino Oviedo y con la línea oficialista del partido colorado le permitió ubicar a sus hombres en la mesa directiva del parlamento paraguayo.

Ya durante su campaña rumbo a la presidencia Lugo apareció compartiendo escenarios con él uno de los principales colaboracionistas de la siniestra presencia norteamericana en Paraguay, el doctor Oscar Ynsfrán. En un memorando fechado en Washington el 8 de Octubre de 1956, en el que se le asignan asesores en represión y torturas aparece como participante del trámite el mencionado seguidor del Obispo. También se aclaraba en los documentos confidenciales norteamericanos que el Dr. Insfrán era el hermano del temible ministro político de Stroessner Edgar L. Ynsfrán, antecedentes sangrientos que no le impidieron ser uno de los puntales del proyecto político del "obispo de los pobres".
Otros detalles permiten notar que en Paraguay la situación está muy distante de cambiar como se ha repetido hasta el hartazgo. El conocido activista por los derechos humanos Martín Almada se encuentra querellado por connotados personeros del régimen neo-nazi y pro-Washington del general Alfredo Stroessner, entre ellos Hirán Delgado Von Leppel, Juan Manuel Morales y Juan José Benítez Rickman, que constantemente lo hostigan y someten a maniobras vejatorias con la complicidad del Poder Judicial. Morales incluso ocupa un alto cargo en la Justicia Electoral que le dio la victoria al obispo.
Los grupos anticomunistas que apoyaron al dictador Stroessner desde el mismo partido colorado (ANR) se identificaron en las recientes elecciones con la disidencia en el partido de gobierno, que prefierió apoyar a Lugo (candidato de la embajada norteamericana) antes que otras candidaturas que propugnaban mejores relacionamientos con el líder bolivariano Hugo Chávez, en beneficio de las políticas integracionistas del MERCOSUR.

Paralelamente, esta misma prensa ha silenciado los reclamos de los estudiantes organizados de la Facultad de Filosofía de la Universidad Católica de Asunción, que han tomado el Aula Magna de la cede central de la UCA para solicitar a Conferencia Episcopal Paraguaya, CEP, y a los representantes del Estado Vaticano, el "desnombramiento" de un ex jerarca de la dictadura paraguaya, como rector de la Universidad, nombramiento que según fuentes fue efectivizada por la CEP, el 17 de junio de 2008.

El docente cuestionado es el Profesor Doctor José Antonio Moreno Rufinelli, quien durante la dictadura de Stroessner, fue coautor y redactor de la ley liberticida 209/70, promulgada en 1970, y fue utilizada como la principal herramienta de represión política. La propia CEP, se había opuesto abiertamente a la citada ley considerándola como una garra más de aparato represivo para contener la creciente oposición al régimen. La citada ley que violaba todos los principios jurídicos constitucionales de garantía y protección a los derechos humanos fue utilizada para la persecusión directa de alumnos y profesores de la propia universidad, razón por la cual, los organismos de derechos humanos, ven como un contrasentido histórico en nombrar a un redactor de la citada normativa dictatorial como el nuevo rector de la principal universidad privada del país, con extensa trayectoria en la formación del pensamiento crítico nacional en todas las épocas.

Víctimas de la dictadura han hecho llamados a los medios y a organizaciones que apoyaron al obispo para evitar que una facultad sea dirigida por un referente intelectual de la dictadura y la represión, aunque sin encontrar eco en este tema. "Los "escombros" que están intentado ser retirados en forma lenta por la ciudadanía que no pierde la memoria, de todas las estructuras en donde están empotrados, desean, no obstante, retornar por diversos medios a ejercer espacios de influencia, ahora sí dentro de la institucionalidad democrática, para pervertirla y retornar a sus antiguos privilegios, como aquellos períodos de autoritarismo, impunidad y arbitrariedad que tanto nos ha costado derrotar cívicamente", señala un pronunciamiento de Faddappy que lleva la firma del conocido activista por los Derechos humanos Federico Tatter.

Una carta dirigida de destacadas personalidades paraguayas a la CEP afirma en el mismo sentido que "una clara evidencia de que aquellos que respaldan a Moreno Rufinelli en la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y el Nuncio Apostólico del Vaticano en Paraguay, son responsables históricos de este retroceso, evidenciando un doble discurso y una doble moral", ya que por un lado, pretenden dar públicas lecciones de democracia a la ciudadanía mientras por otro, cercenan la participación e imponen un régimen neostronista en su escenario natural, que es la universidad.

Muchos de estos represores y colaboradores del dictador han apoyado electoral o financieramente la candidatura del supremo obispo, lo cual le confiere impunidad e incluso prerrogativas en el nuevo gobierno.

Es bien conocido que la prensa de derechas dominada por cortesanos del embajador norteamericano James Cason fue uno de los puntales fundamentales del clérigo-presidente Fernando Lugo durante su campaña proselitista, y que los propietarios de dichos medios son empresarios enriquecidos durante la dictadura de Stroessner que dedicaban loas a los generales del Plan Cóndor.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris