Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Soledad de Zapatero

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 5 de julio de 2008, 22:44 h (CET)
No se puede ir por ahí diciendo tonterías, sin que antes o después se le vuelvan a uno en contra. Eso es lo que le ha pasado al presidente Rodríguez. ¿Se acuerdan de su frase respecto a aprender economía en dos tardes? Pues no solo no aprendió economía, sino que ahora no sabe qué hacer con ella.

Las cosas van bien, según el presidente. Debe ser él quien no tiene problemas, porque los demás sí los padecemos, unas veces más cerca y otras más lejos; pero ahí están en la calle, los padece el vecino, el amigo agobiado por la hipoteca, el amo de casa que comprueba que gasta más y ahora no llena la cesta como antes o el conductor que necesita un pico para llenar el depósito. Y dice José Luís que no hay crisis, que es una incidencia pasajera o que es un mero frenazo en el consumo. ¡Valiente mequetrefe!

Hay algo que no me ofrece la menor duda: el que dice estupideces tiene un nombre. No hay vuelta de hoja, aunque se empeñe en no llamar a las cosas por su nombre. Quizá precisamente por eso ha perdido la confianza de la ciudadanía y hoy no se fían de él más que quienes reciben prebendas del partido, del Gobierno o de la libre designación.

El presidente no se ha dado cuenta de que hace tiempo que debió adoptar medidas el Gobierno. Han dejado pasar las semanas por insensatez, desidia y desconocimiento de la realidad. La crisis se agudiza y el presidente se entretiene en marcar diferencias entre derecha e izquierda, como si no hubiera cuestiones más importantes. Por cierto, tampoco nos interesa si llevan o no llevan corbata los ministros. Y, por favor, no mezclen la corbata con el ahorro de energía. Estupideces las justas. No estamos para bromas.

En el Congreso de los Diputados le han dicho todos los partidos al presidente que se deje de zarandajas. El contenido de su discurso es mediocre, vulgar y adocenado frente a la claridad de los planteamientos de la oposición. “…todos los partidos le han dicho lo mismo, está usted en la más absoluta de las soledades…”, le ha dicho Rajoy.

En este momento, el presidente Rodríguez ‘abandera’ un Gobierno de pena, donde los de más valía se esconden, por vergüenza torera, y los segundones salen a escena para despistar o desviar los temas de interés: véase las últimas escenas circenses de Bibiana Aído, adocenada ministra treintañera, y su coro de “miembras” o la escena del colgante textil del ministro de Industria, por poner un par de ejemplos.

No se puede mentir a todos, todas las veces. El análisis económico le ha dado en los morros al presidente y con su habitual torpeza continúa mintiendo, retorciendo las palabras como cuando se ‘asoció’ con ETA y negándose a pronunciar la palabra crisis.

Los problemas serios no se resuelven con cuatrocientos euros, ni con cheques-bebé. El verdadero quebradero lo tendrá el presidente cuando se descubra que ha roto la hucha que Aznar le dejó llena. Se la ha gastado en chuminadas y no tardando volverán a correr peligro las pensiones, los compromisos sociales y los derechos adquiridos como en los años negros de Felipe González. La Historia cuenta que los socialismos agudizan las crisis y después son los gobiernos liberales quienes desatascan el carro de la economía y las finanzas.

Noticias relacionadas

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro

Comprender e interpretar

El libro Acontecer y comprender de Teresa Oñate y otros autores es una obra fundamental para entender de modo amplio lo que es la Hermenéutica crítica

Oráculos decisivos

Son momentos decisivos para discernir las informaciones veraces y coherentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris