Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

El riesgo de la ilegalización

Xabier López de Armentia
Opinión
sábado, 5 de julio de 2008, 22:44 h (CET)
Durante los últimos años hemos asistido a un constante goteo de detenciones, de ilegalizaciones, de presuntos colaboradores, de encubiertos y de aclarados. El famosos Estado de Derecho y su lucha contra E.T.A. está generando un día si y otro también las portadas de los miles de medios de comunicación que copan el Estado. Esta situación me genera una serie de preguntas. ¿Es la política correcta la que se ha emprendido?, y lo que es más importante, ¿Son culpables todos aquellos que son detenidos?

Vivimos en un mundo donde se nos dice lo que es y lo que no es; quién es presunto y quien no, o quién es victima o quién verdugo. Un mundo masticado y dirigido de antemano para los ciudadanos. No nos dejan ni siquiera discrepar de las decisiones políticas que se toman, sin que con ello estemos situados en el punto de mira de la sospecha.

La maldita Ley de Partidos Políticos, 6/2002, aunque bien podríamos denominarla “Ley contra la ideología de E.T.A.”, ya que por mucho que unos se empeñen, esta ley sólo ha servido para ilegalizar a Batasuna, y sus derivadas siglas políticas, dejando de lado a otros partidos políticos que defienden actos e ideologías “prohibidas” tipificadas en la ley como pueden ser los partidos de ultraderecha afincados por cada rincón del Estado Español. Por si alguien duda de mis palabras cito textualmente la ley: “Esta ley tiene por objeto garantizar el sistema democrático [...]impidiendo que un partido político pueda, de forma reiterada y grave, atentar contra ese régimen democrático de libertades, justificar el racismo y la xenofobia o apoyar políticamente la violencia y las actividades de las bandas terroristas".

Esta ley, aberrante para mis ojos, y antidemocrática para mis postulados, bien podría ser utilizada en el futuro para criminalizar e ilegalizar a partidos políticos que cuestionen el actual sistema político, buscando la gestación de otro modelo que conlleve la derogación de la actual constitución (dicho por Amnistía Internacional). Además he de confesar que considero que las ideologías, las ideas, la forma de pensar no se pueden criminalizar y mucho menos ilegalizar. La violencia es otro tema, y para eso están los Cuerpos de Seguridad y el Código Penal. Esta ley roza la delgada línea que separa la democracia de la dictadura. Una vez rota la cuerda y abierta la Caja de Pandora, sálvese quien pueda.

Criminalizar e ilegalizar todo un sector de la población vasca por sus ideas supone un elevado riesgo democrático. El riesgo de que esas personas que conforman el espacio ideológico y que actúan bajo el paraguas que posibilita la democracia, acogiéndose a las elecciones, a los partidos políticos, a las organizaciones, a las asociaciones y demás derivados previstos en la Constitución Española, vean como único camino posible su incursión en E.T.A. y en la lucha armada.

Sin duda seria la peor de las catástrofes para la sociedad vasca que aquellas personas que hoy se dedican a hablar y a “escupir” sobre los micrófonos sus discursos, dejen de hacerlo y opten por la lucha armada como único referente para conseguir sus objetivos políticos. Y como la propia frase dice, conseguir objetivos políticos SOLAMENTE puede conseguirse a través del dialogo y de los cauces democráticos.

El problema es cortar esa correa de trasmisión llamada diálogo, el problema es ilegalizar unas ideas.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris