Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Problemas laborales en Aguas y Servicios

Rafa Martínez (Motril)
Redacción
lunes, 7 de julio de 2008, 01:15 h (CET)
Un grupo de militantes de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) de Motril mantuvimos ayer una conversación con representantes de los trabajadores de la empresa Aguas y Servicios, en la que nos hicieron participes de algunos aspectos de su problemática.

Por ejemplo: como durante el año pasado la empresa tuvo más de 80 actos judiciales por reclamaciones de los trabajadores, como ha habido dos despidos, por supuesto "bajo rendimiento", a trabajadores con más de diez años de servicios sin ningún tipo de problema, como existen acosos y presiones por parte de la gerencia que conllevan el miedo y la depresión de muchos de los trabajadores. Y especialmente, como la Inspección de Trabajo ha propuesto una multa a la empresa de más de 300.000 € (50 millones de las antiguas pesetas) porque no ha hecho caso a sus requerimientos de asignar a un trabajador con un problema cardiaco un puesto acorde a su problema de salud. Este trabajador es perfectamente válido, pero no puede conducir ni subir en alto, y ni eso respeta la empresa, a la que esta multa parece darle igual.

Desde hace años se tiene noticia en la Costa de Granada de los muchos problemas que tienen los trabajadores de Aguas y Servicios. No olvidemos que esta es una empresa que depende directamente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical para gestionar un bien común como es el agua. Sin embargo los alcaldes de estos municipios, sean de la orientación política que sean, siguen sin darse por enterados de estos problemas. Lo único que piden los trabajadores es que la Mancomunidad controle a la empresa y no permita sus desmanes, que la fiscalice y vigile.

Porque todos los gastos que tiene la empresa, incluidos los judiciales con los más caros despachos de abogados, revierten directamente en la Mancomunidad, y por consiguiente en los bolsillos de los contribuyentes. Porque nuestras autoridades políticas tienen que preocuparse de gestionar las cuestiones públicas buscando siempre el bien común y no cualquier otro interés particular o empresarial. Por eso creemos que es importante que los ciudadanos de la costa apoyemos a estos trabajadores en sus reivindicaciones y pidamos a nuestros políticos que se preocupen de buscar lo mejor para todos.

Pero además, como creyentes comprometidos con el mundo del trabajo, tenemos que denunciar las situaciones que vulneran la dignidad de la persona. Eso es lo que nos recuerda la Doctrina Social de la Iglesia: "El ser humano es siempre un valor en sí mismo y para sí mismo, y como tal debe ser tratado y considerado. Y al contrario, jamás puede ser tratado y considerado como un objeto utilizable, un instrumento, una cosa". Y desde luego, esto no parecen ser los criterios usados por la empresa Aguas y Servicios, y por consiguiente, por la Mancomunidad.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris