Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

El Lliceu se llena de swing

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 31 de octubre de 2008, 04:56 h (CET)
Despedimos el mes de Junio acudiendo al Gran Teatre del Liceu en Barcelona para presenciar un concierto antológico del grupo LA LOCOMOTORA NEGRA. Desde que el teatro situado en plenas Ramblas no se dedica tan sólo al “bell canto” pasan por su escenario interpretes de los más variados estilos, desde la copla de quien fue catalogada como “la viuda de España” a los boleros- algunos en perfecto catalán- de Moncho pasando por el jazz de Woody Allen y su banda que estuvieron en este escenario comenzando el año. Pero hasta ahora nunca habían pisado el majestuoso escenario del Liceu los músicos de LA LOCOMOTORA NEGRA, un grupo de músicos que lleva treinta y siete años paseando su música por todos los rincones de Catalunya y por los más conocidos circuitos de jazz de Europa. Mas i Mas y la cerveza San Miguel han hecho posible que el grupo liderado por Ricard Gili hiciera sonar sus instrumentos en el legendario Gran Teatre del Liceu.




La Locomotora Negra en el Lliceu.


Los músicos de LA LOCOMOTORA NEGRA debutaron en 1971 en un local que fue durante años referente obligado de la denominada “nova cançó” y del café-teatro, la mítica “Cova del Drac” de la calle Tuset fue el escenario del debut de esta formación que entonces era tan sólo un quinteto. A partir de aquella primera actuación y teniendo siempre como referencia al jazz tocado por negros fueron creciendo, tanto en calidad como en cantidad. En su actuación en el Liceu estaban los dieciséis músicos que hoy por hoy forman el grupo, una formación que sigue las líneas tradicionales de las grandes orquestas del jazz que en el mundo han sido: cinco saxos- algunos de ellos también hacen sonar el clarinete-, tres trombones, cuatro trompetas, un batería, contrabajo, guitarra y piano.

Con algunos huecos en el aforo el recital comenzó con una puntualidad prusiana que es la que imponen los responsables del Liceu en todos los conciertos, comenzaron a desfilar los músicos por el escenario hasta que cada uno de los dieciséis tomó su asiento, se apagaron las luces de la sala y al “un, dos, tres” del trompeta Gili comenzaron las dos horas que duraría el concierto, con un intervalo para que los músicos retomarán fuerzas. Tocaron en el inicio un tema original del grupo para pasar después a versionar de manera excelente a Duke Ellington y algunos temas de Count Bassie. Desde el principio vimos que en aquel concierto habían verdaderos músicos, músicos que podrían estar tocando en cualquiera de las mejores bandas de jazz que andan por el mundo, y, lo que es más importante, notamos que su ritmo atravesaba el escenario hasta llegar a la platea, palcos y pisos del teatro haciendo bailar a sus gentes.

A lo largo del concierto los músicos de LA LOCOMOTORA NEGRA iban ofreciendo al público diversos temas y en cada uno de ellos sus solistas aprovechaban la ocasión para mostrarnos sus aptitudes. Ahora el saxo tenor, luego uno de los trompetas, tomaba el relevo algún trombón al que seguía el piano de Tofol o las cuerdas del guitarra o del contrabajo, y siempre marcando el ritmo de todos el sonido de la batería. Y así fue transcurriendo la primera parte que finalizó con una tema para el lucimiento del trío de trombonistas entre los que se encontraba Oscar Font al que habíamos conocido en una jamm con los músicos de Woody Allen y que en la segunda parte cantaría una buena versión del “Continental” en homenaje a las viejas películas de Holliwood, tema éste que es el lei motiv del último disco del grupo editado el pasado año y al que han bautizado como “A Day at the Movies”.

En la segunda parte nos esperaba una sorpresa. El grupo siguió tocando piezas originales y estándares del más puro jazz bailable con incursiones en las bandas sonoras de antiguas películas o de films de dibujos animados- magnífica la actuación del trío The Calvs- tres componentes de LA LOCOMOTORA calvos- cantando y bailando al más puro estilo de los años cuarenta. Y llegó la sorpresa con la voz y el trombón del músico de Alabama Gene Conners que en 1983 había actuado con el grupo e incluso grabó con ellos el disco “Hey, Mr. Landlord”. Conners tocó el trombón a dúo con Xavier Trepat uno de los trombonistas del grupo y cantó un par de temas e incluso volvió a salir en el primer bis que hicieron los músicos de LA LOCOMOTORA. El recital termino con el tema “What a Wonderful Word” en un perfecto y merecido homenaje a Louis Armstrong.

A la salida todavía andábamos moviendo los pies al ritmo de swing o del más puro sonido de Nueva Orleáns, y todo ello gracias a una banda catalana que lleva pisando los escenarios cerca de cuarenta años y que en su haber tiene la Cruz de Sant Jordi otorgada por la Generalitat en el año 2002. El calor de las Ramblas, donde la prostitución y los trileros se hacen los amos de la noche, nos esperaba a la salida del Gran Teatre del Liceu mientras esperábamos con ansias la llegada del Festival de Jazz de Barcelona en el próximo otoño y en el que podremos volver a ver y escuchar a LA LOCOMOTORA NEGRA esta vez en otro teatro emblemático de la ciudad, el Palau de la Música Catalana.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris