Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Del negro al blanco, ¡viva la impunidad del delincuente!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 3 de julio de 2008, 00:34 h (CET)
Si quisiera comparar, empleando el sonido de un instrumento musical, las legislaturas del señor Aznar con las del señor Rodríguez Zapatero; escogería, sin duda alguna, el del acordeón, vivo, brillante, animoso y alegre, para la primera y, el del bandoleón argentino, proletario, triste, barriobajero y lacrimoso, para la segunda. Es de todo punto evidente que, cuando se dejan de lado los principios básicos por los que se rige una sociedad y el Gobierno de la Nación reniega de la moral y la ética como norte de sus decisiones; nos encontramos con situaciones, como las que en la actualidad se dan en nuestro país. No es lícito que un Ejecutivo esté barajando la aplicación de la normativa legal a su conveniencia, sin que todo el entramado jurídico del país se tambalee al ritmo que marque el seísmo de la inseguridad jurídica, que se deriva de una Justicia acomodaticia y variante. Hemos tenido ejemplos de esta forma de comportamiento, utilizada por el Ejecutivo del señor Zapatero en el transcurso de su primera legislatura, y las volvemos a tener ahora, cuando apenas hace cuatro meses que se ha iniciado su segundo mandato.

Resulta inconcebible para cualquier ciudadanos que se sienta español; que tenga un mínimo de sentido común; que sea partidario de un Estado de Derecho firme, seguro, sin fisuras y ejemplar y que quiera que sus libertades individuales sean protegidas y respetadas contra cualquier intromisión (sea por parte de las instituciones, de la magistratura o del propio Gobierno); que sea el propio Ejecutivo el que pastelee con la Justicia, ya sea promulgando leyes de dudosa constitucionalidad (Ley de Educación para la Ciudadanía) o ya sea intentando subterfugios legales, presionando a los tribunales o, incluso, manipulando su funcionamiento interno, olvidándose de la separación que debe existir entre los distintos poderes del Estado, según exige nuestra Constitución; para conseguir resoluciones, autos o sentencias que favorezcan sus planteamientos políticos (vergonzoso asunto de los recursos en contra del Estatut de Catalunya), incluso, aquellos que atentan contra la unidad de España o los que establecen la equiparación de todos los españoles ante la Ley.

Si alguien pudiera pensar que estoy exagerando, que me mueve mi animadversión hacia el socialismo o si pretendo arrimar mi sardina al ascua de la derecha, creo que bastaría fijarnos en lo que hoy está publicando la prensa (la que lleva en angarillas al señor Zapatero) donde se informa que, desde los sectores económicos del Gobierno, parece que se está estudiando una especie de indulto fiscal para que puedan salir a la luz aquellos capitales de dinero “negro”, que no afloran para no tener que pagar los impuestos correspondientes. La excusa: reactivar la situación económica. El sólo hecho de que pueda pasar por la imaginación de cualquier político honrado la aplicación de una medida semejante, ya sería suficiente para su descalificación total; lo que ocurre es que ya no es la primera vez que, el Ejecutivo socialista, pretende que los ciudadanos nos traguemos un “marrón” semejante. Recuerden ustedes cuando, durante la negociación subrepticia mantenida en la pasada legislatura con Batasuna, para lograr un acuerdo con los terroristas, como ya se contemplaban medidas para reintegrar a la sociedad, premiando sus asesinatos, a etarras que habían cometido delitos de sangre; utilizando el lema de que los fines justifican los medios.

No veo forma alguna de poder justificar que, bajo ninguna excusa, se pueda permitir a aquellos que han estado contraviniendo las leyes fiscales, se les pueda recompensar permitiéndoles hacer aparecer sus capitales ocultos poco menos que de rositas. El agravio comparativo es evidente y el privilegio que esto supondría respecto a los otros ciudadanos cumplidores de la ley, que han pagado religiosamente sus impuestos, no hay duda que tuviera el marchamo de la inconstitucionalidad más evidente. Pero es que, el sólo el atisbo de que existan, dentro del Gobierno, sujetos a quienes se les puedan ocurrir semejantes jugadas ya nos da la medida de la talla moral de estas persona y, al propio tiempo, de la clase de sujetos a los que estamos sometidos. Pero, lo curioso del caso es que, mientras una parte del gobierno está buscando un medio de paliar la crisis aunque para ello se tenga que acudir a ilegalidades, existe otra parte, presidida por el señor ZP que parece que no se entera del siglo en el que está viviendo y, día tras día, vean ustedes el ejercicio de cinismo, continúan negando la evidencia haciendo juegos de palabras y poniendo en cuestión la existencia de la crisis en España.

¡Ah!, pero para el señor Pepiño Blanco todo esto son minucias porque, es más interesante resucitar lo del 11-M quejándose de que la Cospedal hable de nuevo de “ la teoría de la conspiración” considerando, por lo visto, que el hablar de dicho tema supone un retroceso fundamental en el “giro” del PP al centro. Y es que para el Pepillo Grillo del PSOE, lo dicho por la señor Cospedal da al traste con la buena intenciones de los populares, como deja explicitado en su última andanada:” El giro al centro sólo le ha durado 24 horas”. Pues mire usted, pequeño saltamontes, a muchos de nosotros todavía nos ha parecido mucho y quisiéramos que ni tan siquiera se le hubiese aparecido por la imaginación, a don Mariano y a sus tres “hijas”, como ya se ha bautizado a la Soraya, Cospedal y la Ana Mato. Y es que, al parecer, al pícaro de Don Mariano le ponen las abogadas del Estado. En cualquier caso, parece que el PSOE se ha contagiado de su rival el PP, y ya se habla de caras nuevas en la Fiesta de la Rosa de Valencia en la que, por cierto, algunas de las “rosas” que se han presentado ya estaban bastante secas y, no lo digo por la Fernández de la Vega, que también, sino por los viejos argumentos que se han escuchado allí, que más parecían extraídos de aquellos que se utilizaron en los tiempos de la II República. ¡Y es que los pobres continúan anclados en el pasado, sin que se hayan modernizado un ápice! Ya, el ilustre literato F. de Quevedo, lo dejó dicho en esta frase: “Quien se embaraza en sentir lo pasado, pierde lo presente y aventura el porvenir”. Claro que, en España, ya tenemos experiencia de estas y otras locuras semejantes.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris