Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Desde la unidad, es posible derrotar a ETA”

Mari Mar Blanco, presidenta Fund. Miguel Ángel Blanco
Redacción
lunes, 13 de octubre de 2008, 17:32 h (CET)
Mari Mar Blanco no necesita presentación. El apellido habla por sí mismo aunque el significado de la palabra es opuesto por los sentimientos que despiertan. Un suceso trágico, un secuestro “con final triste”. Se cumplen once años de la muerte de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP en Ermua y su hermana sigue volcada en cuerpo y alma a la lucha contra la banda terrorista ETA.

Estos últimos días, Mari Mar Blanco no sólo es noticia por entrar a formar parte del nuevo Comité Ejecutivo de Mariano Rajoy si no por acudir a la presentación de “48 horas”, una película que recoge los dos últimos días de vida de su hermano, Miguel Ángel Blanco. Un homenaje a la persona que marcó un antes y un después en las mentes españolas y una reivindicación del “no olvido” son las razones por las que Mundo Ficción y Antena 3 Films llevan a la pequeña pantalla las horas más angustiosas vividas en España.

Al colaborar en la escritura del guión, Mari Mar ha viajado al pasado y ha rememorado los “peores momentos de mi vida”, razón por la cual no ha sido capaz de ver el resultado final del proyecto. En la rueda de prensa, Mari Mar Blanco esperó fuera de la sala a que todos viéramos el adelanto de la película. Posteriormente, entró y describió sus tristes sentimientos. “Al conocer a Andoni Gracia, actor que interpreta a Miguel Ángel, he sentido como si abrazara a mi hermano”, comenta. Una vez más, Mari Mar Blanco se mostró como lo que es: una luchadora, una superviviente.




Mari Mar Blanco.


Carla Flames / SIGLO XXI

-¿Cuál es el objetivo de llevar a la ficción la historia de Miguel Ángel Blanco?

Espero que, al menos, sirva para despertar conciencias posiblemente adormiladas por el paso del tiempo. Aquello supuso un momento histórico para nuestra democracia en la lucha contra ETA. Hay que recordar que la movilización del pueblo fue espontánea, no había ningún director dando órdenes sobre cómo había que actuar, cómo había que salir y en qué momento. La gente se solidarizo con nosotros desde el primer minuto y en ningún momento, nos sentimos solos. Aquello permitió que en cualquier esquina, tanto en España como en el mundo entero, todos supieran quién era realmente ETA: una banda de asesinos. Algo esencial a recordar es que desde la unidad, es posible acabar y derrotar a esta banda terrorista. Ojalá que once años después, y gracias a esta película, la gente vuelva a despertarse y a salir a la calle de la misma manera que lo hicieron en aquella época y así, arrinconar a aquellos que llevan cuarenta años amargándonos la vida.

- El guión de la película se ha elaborado a través de los sumarios del caso, los informes forense y los testimonios de la familia. ¿Cómo se siente rememorando estos momentos tan trágicos?

Son momentos duros, difíciles y cargados de emociones. Es volver a abrir la herida, recordar en primera persona lo que supuso para nosotros y la manera en la que nos enfrentamos a esas intensas 48 horas. He colaborado a través de mis testimonios pero he sido incapaz de ver la película porque desagradablemente, yo estuve allí sufriendo los hechos reales y no me hace falta ver las imágenes. Es algo a lo que no estoy preparada. Fueron los peores momentos de mi vida aunque a veces, cuando digo esto, me siento mal porque si para nosotros fue una pesadilla, no quiero ni pensar lo que fueron esos dos días para mi hermano secuestrado en cualquier bajera, como dijeron en el juicio de los asesinos. A nosotros no nos falto ni una décima de segundo la solidaridad de la gente, estuvimos totalmente arropados por el cariño de todos pero mi hermano se encontró en soledad con sus secuestradores y, no lo sé seguro, pero estoy convencida que le comentaron, desde el primer momento, cuál iba a ser su triste final.

- ¿Cree que algún día, estará preparada para ver la película?

No lo sé. De momento, no me veo con fuerzas. Pero en un futuro, me servirá para mostrarle a mis hijas, cuando sean más mayores, todo lo que supuso el asesinato de su tío. Algunas veces, la mayor de cinco años me pregunta porqué ve a su tío en televisión y yo intento contarle algunos detalles, siempre de manera muy suave debido a su corta edad. Y a pesar de que sus abuelos y yo les podremos narrar la vivencia de manera más personal, a ellas les servirá ver con sus propios ojos cómo el asesinato de mi hermano despertó muchas conciencias y cómo consiguió acabar con el miedo a la banda terrorista. Aún recuerdo las palabras del párroco de Ermua que bautizó y dio la comunión a mi hermano: si algo ha conseguido Miguel Ángel es que si antes, veíamos que venía un terrorista de frente, nos bajábamos de la acera. Ahora, son ellos los que se tienen que bajar por miedo a los demócratas.

- Según ha comentado Melchor Miralles, director general de Mundo Ficción, se narra la historia desde el punto de vista moral y evitando los tintes políticos. ¿No se está obviando una parte de lo ocurrido?

Lo que pasa es que ellos no querían que fuera un proyecto político si no algo muy natural y sencillo, es decir, retransmitir la parte humana de Miguel Ángel y el sufrimiento de su familia. Además, en esos momentos, no habían marcas políticas, éramos todos contra ETA y estábamos todos juntos por un mismo objetivo: liberar a mi hermano. Nadie venía en representación del PP o del PSOE, todos éramos españoles. Una buena manera de ver la unidad que había en ese momento son los carteles que invadían las calles diciendo: Todos somos Miguel Ángel Blanco.

- En el momento que os plantearon llevar vuestra historia a la pequeña pantalla, ¿qué pensaste?

Al principio, no me lo creía porque aunque sé que ha marcado un antes y un después en la lucha contra ETA, nunca me imaginé que se pudiera plasmar en ninguna película. Somos una familia muy normal, muy sencilla y cuando me contaron que pretendían mostrar la parte humana de mi hermano, pensé que era importante no olvidar un hecho tan decisivo en nuestra democracia. Desde la Fundación Miguel Ángel Blanco, decidimos dar toda nuestra colaboración.

- Hoy, día de la presentación de la película, ha conocido a Andoni Gracia, el actor que interpreta a Miguel Ángel Blanco. ¿Cómo ha sido el encuentro?

Ha sido increíble porque me ha parecido que once años después, volvía a abrazar a mi hermano. Además, Andoni Gracia lo ha pasado mal rodando esta película ya que viene del País Vasco y sabe de primera mano lo que es vivir el día a día. Esto le ha hecho ser más sensible a la hora de meterse en el papel. Sólo tengo palabras de agradecimiento para él y para todo el equipo.

- ¿En algún momento de estos once años, ha sentido la debilidad y el deseo de que el Gobierno hubiera cedido ante las exigencias de ETA para seguir viendo a su hermano con vida?

El problema es que aquello no fue una reivindicación o un chantaje al Gobierno, se trataba de una pena de muerte anunciada. Jurídicamente, era imposible ceder a lo que estaban reivindicando ya que en 48 horas, no es tiempo suficiente para acercar a un sólo preso. Justamente esto fue lo que movilizó a la gente, pedir clemencia a los que tenían a Miguel Ángel para que lo liberaran. De hecho, lo que más se exigía era la palabra libertad. Cuando me preguntan: “¿Tú no exigías a los políticos?”, yo solamente pedía que las Fuerzas de Seguridad del Estado encontraran a mi hermano. Nadie, y ni siquiera los que años después han querido negociar, pidieron que el Gobierno se doblegara.

- ¿Qué opinas acerca de que las imágenes del secuestro y de la manifestación popular han sido nombradas como las más impactantes en los 50 años de televisión?

Yo siempre he dicho que las imágenes que tendré grabadas en mi memoria son las de la manifestación del 12 de Julio en Bilbao, la primera y la última tristemente. Todo el País Vasco ocuparon las calles de Bilbao manifestándose contra ETA, gritando “Basta ya” y pidiendo la libertad de mi hermano. No cabía ni un alfiler.

- Para terminar, ¿qué consejos les da a las familias rotas por ETA que han vivido situaciones trágicas posterior a la suya?

Les muestro toda mi ayuda, mi cariño y mi solidaridad. Es importante que confíen en la justicia porque, a pesar de que sea lenta, siempre llega. Tienen que saber que somos muchos los que queremos derrotar a la banda ETA, que con nosotros no van a poder y que seguiremos trabajando para que la memoria de cada una de las personas a las que les han arrebatado la vida por defender a España y a los españoles no caiga en el olvido. Ya son demasiadas las familias rotas y demasiada sangre derramada. Es hora de recuperar esa unidad que conseguimos hace once años y así, acabar con ellos.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris