Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Celebro que todo se haya solucionado en un pispás, Tina

Ángel Sáez
Ángel Sáez
domingo, 29 de junio de 2008, 06:44 h (CET)
Mi vida:

Celebro con fuegos artificiales apócrifos, de mentirijillas, que todo te haya ido esta mañana estupendamente, que te haya salido, como te deseé, a pedir de boca, en definitiva, que el trámite se haya coronado en un santiamén o pispás. Voy a terminar resolviendo que lo que deseamos, de modo recíproco y con fervor, que le suceda al otro/a se cumple indefectiblemente. Ergo, bienvenidas y bienhalladas todas las profecías bienhadadas que nos incumban, que tengan que ver con nosotros.

Haces lo correcto al compartir los beneficios de tu negocio con tus colaboradores y subordinados. Ahora bien, permíteme que sea egoísta respecto de nuestros cuerpos, templos del Espíritu Santo. No consentiré compartirte con otros, porque, así mismo, tampoco me avendré, de ninguna de las maneras, a que me compartas con otras. Sólo el pensamiento (que no miento) de que algún día pueda tener lugar tamaña falta de respeto (por lo propio o por lo ajeno) me solivianta. Lo que no desees para ti (sé cabal, coherente, empático/a y solidario/a) no lo anheles para nadie.

Cuando digo o escribo que eres maestra (en el sutil y perito manejo del estro), no hablo a humo de pajas. Te pasa lo que le aconteció tantas veces en su vida al menda (lerenda). Espero que algunas/os de las/os que aprendieron algo conmigo no olviden fácilmente ni mi ironía ni mi humor vitriólico. Confío en que lo que me ocurrió a mí, al tener noticia del óbito de Salvador, les haya sucedido también, mutatis mutandis, a otras/os muchas/os.

Ciertamente, a las dos funcionarias (una, en concreto, no tan jovencita) que te vienen atendiendo les falta el canto de un euro para ser tus amigas. Les voy a mandar un vagón repleto de buenas vibraciones para que te dejen, de una santa vez, en paz. Celebro sobremanera que los presuntos escollos y torbellinos fueran tales, esto es, falsos, supuestos. Con otras palabras, que los gigantes devinieran liliputienses, enanos.

Yo también deseo lo propio y, como te he manifestado esta mañana, aun más. Quiero decir, que haya pasado el vendaval (boda, viaje de novios y primeros meses de casados). Que, cada vez que me apetezca, pueda acercar tu cuerpo al mío sin sentir el asquito de que acaso ande o esté pecando. El Trino sabe, a ciencia cierta, cuáles son mis intenciones. Así que, creo que hará la vista gorda, durante la primera quincena de agosto, en Italia. Yo también te amo un montón (si no son más los rimeros que pueden formarse con mi Amor). El Supremo Hacedor ya sabe de mis numerosas demostraciones de gracias (dirigidas hacia Él) y lágrimas por hallarte, por ponernos en la misma onda, por juntarnos.

Te amó, ama y amará eviternamente tu

Félix Unamuno.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris