Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¡Viva la rubia Albión!

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 29 de junio de 2008, 06:44 h (CET)
Según informan los medios de comunicación parece ser que en la Comunidad Valenciana hay un movimiento por parte del profesorado tendente a negarse a dar la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en inglés, tal y como ha ordenado el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, que se salta a la torera normas de rango superior que emanan del Gobierno de España, y en cambio la van a impartir en castellano o en valenciano.

La cuestión es la siguiente: Sin duda alguna estos profesores van a ser presionados, obligados y amenazados hasta el acojone hasta ponerlos en “orden”. De momento, y para empezar, el conseller ya ha anunciado que quien no cumpla su orden será sancionado e inhabilitado, esto me recuerda a los maestros que fueron represaliados por Franco después de la Guerra Civil. Y todo ello por qué y para qué, para demostrar, una vez más, la intolerancia y la falta de respeto a un Gobierno cuya legalidad y autoridad emana de las urnas, por parte de una comunidad autónoma gobernada por el PP que no acepta las reglas democráticas ya que sabido es que la derecha no acaba de asumir esto de la España de las autonomías, salvo para lo que les conviene.

Resulta poco serio el hecho de que una iniciativa del Gobierno central y más tratándose de algo muy serio relacionado con la educación se tome a cachondeo de forma tan irracional e irreflexiva y se adopte la decisión por parte del Gobierno valenciano de impartirla en inglés cuando en este curso recién finalizado ha habido una notable falta de profesores de inglés y sin duda alguna la seguirá habiendo en el próximo curso. De todos modos que se puede esperar de un Gobierno, del Gobierno de Francisco Camps, que tiene escolarizados a 25.000 alumnos en barracones metálicos, en contenedores, y se gasta el dinero en fastos y en grandes eventos hasta llegar al punto de que la deuda de la Comunidad Valenciana ya supone una quinta parte de la que acumulan todas la autonomías del Estado. Pero eso sí, con la rubia Albión vamos a quedar pero que muy bien.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris