Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Reformar nuestro estatuto

Raúl Santiago García López
Redacción
lunes, 30 de junio de 2008, 01:21 h (CET)
Estamos nuevamente inmersos en el debate de la reforma del Estatuto de Autonomía para Cantabria, un debate que esta llegando clara y de forma palpable a la ciudadanía de Cantabria, así como las diferentes posiciones de nuestros representantes sociales y políticos.

Dentro de este debate, ya estamos viendo los posicionamientos de aquellos que quieren reformar para avanzar en un mejor estado competencial que de esa manera garantice un mejor estado del bienestar a los ciudadanos, sin olvidarse de los símbolos que nos tienen que representar a todas y todos, y quienes están paralizando, ralentizando y enfangando esta reforma, que sin ninguna duda se tiene que abordar con prontitud, pero con serenidad y responsabilidad.

Pues bien los que quieren abordar la reforma con serenidad y responsabilidad, y como he dicho antes, con el único interés de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Cantabria, creciendo en competencias pero también abordando en un único debate todo lo relacionado con nuestro sentimiento de pertenencia a esta tierra y a los símbolos que deben de representarnos, son aquellos que de manera inequívoca buscan el consenso y el dialogo, y quienes tienen la tarea de gobernarnos con responsabilidad, el PSC-PSOE y el PRC.

Mientras el PP sigue buscando un enfrentamiento estéril, en la soledad de una oposición que no busca construir una sociedad mejor, sino una sociedad donde solo ellos sigan viviendo mejor que el resto de la ciudadanía. Este PP esta anclado en los tiempos de la prepotencia, de la imposición, es el mismo PP que pacto en repetidas ocasiones con Hormaechea con tal de seguir con el poder, es el PP del todo vale, el PP de la indignidad democrática como demuestran en Castro Urdiales, en definitiva un PP alejado de los verdaderos problemas de los ciudadanos y a años luz de presentar soluciones a los mismos.

Creo que este debate de la reforma de nuestro estatuto es improrrogable, y se tiene que hacer sin interrupciones, con el máximo consenso, por que el consenso es la suma de todos y el abandono de las imposiciones, esperemos que se logre en el menor tiempo posible, aunque como el PP ya ha anunciado ellos están remando en la dirección contraria que manda el sentido común y el sentido del deber con la sociedad cantabra.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris