Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Por la democracia y la erradicación de los paraisos fiscales

Mario López (Madrid)
Mario López
lunes, 30 de junio de 2008, 01:21 h (CET)
Desde hace algún tiempo, la Asociación de Inspectores de Hacienda Pública Local viene denunciando el vergonzoso amparo que las instituciones nacionales y supranacionales están dando a los paraísos fiscales. Los paraísos fiscales son los lugares en donde los grandes criminales ponen a buen recaudo los bienes obtenidos a través del narcotráfico, el tráfico ilegal de armas, el crimen organizado, la prostitución o la esclavitud infantil. Los paraísos fiscales son también la residencia ficticia de artistas y deportistas que quieren eludir sus obligaciones tributarias. Según los miembros de la Asociación de Inspectores, la cuantía económica de las cuentas abiertas en los paraísos fiscales multiplica por mucho el presupuesto de la mayoría de los países del planeta. Con el dinero fruto del crimen que se guarda en los paraísos fiscales se podría acabar definitivamente con el hambre en el Mundo.

Entiendo que en una sociedad civilizada y que pretende legitimarse por medio de la democracia, la primera obligación que ha de asumir es la erradicación del hambre en el mundo y los crímenes que la hacen posible. Los ciudadanos occidentales debemos entender que no habremos alcanzado un nivel mínimo de legitimidad democrática si mantenemos en la legalidad los paraísos fiscales. Islas Caimanes, Liechtenstein, Andorra y Gibraltar son irrefutables evidencias de que las llamadas democracias occidentales son aún sistemas predemocráticos. Las directivas que recientemente se están aprobando en el seno de la UE no hacen sino avalar aún con mayor rigor la afirmación que acabo de hacer. Mientras se auspician los paraísos fiscales es obsceno, indecente, profundamente antidemocrático, proponer la creación de campos de concentración para la detención ilegal de ciudadanos que carecen de acreditación documental que nadie les debería exigir.

Si queremos de verdad vivir en una democracia de ámbito internacional, tendríamos que desmantelar en primer lugar los paraísos fiscales y con los fondos incautados sufragar un plan mundial para el desarrollo y la integración social. Este plan tendría la inmediata prioridad de acabar a corto plazo con el hambre en el mundo y, posteriormente, diseñar desde el Tercer Mundo, con todas las aportaciones necesarias del G8, del FMI, del BM y de la OMC, proyectos para la formación de profesionales autóctonos, para la creación de empresas nacionales y para la puesta en marcha de un sistema de desarrollo sostenible basado en los últimos conocimientos tecnológicos, en las energías locales renovables, llevando a cabo la supervisión imprescindible que pueda evitar los abusos de gobiernos corruptos. En contra de la nefasta solución neoliberal de abaratar los costes de producción por medio de la deslocalización de las empresas transnacionales a países depauperados en los que se permiten sueldos indecentes, las democracias deben emprender un plan de desarrollo e integración social, sufragado por los fondos de los paraísos fiscales y las grandes fortunas surgidas de un sistema injusto como el que actualmente padecemos y, de esta manera, conseguir en el menor tiempo posible la equiparación de los sueldos en todo el planeta para evitar flujos migratorios injustos, el comercio de esclavos y el enriquecimiento canalla de unos pocos. Y ya no podemos dejar este asunto para más tarde. El lobo del fascismo ya nos ha enseñado sus dientes.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris