Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“No hay nada más difícil que conseguir una carcajada del espectador”

Kira Miró, actriz
Redacción
viernes, 5 de septiembre de 2008, 05:38 h (CET)
Presentadora, actriz, sex- symbol... Hay muchas maneras de referirse a Kira Miró, una canaria que llegó a la televisión como anfitriona del “Desperado Club Social” y no ha dejado de crecer dando saltitos entre la pequeña y la gran pantalla. Algunos la conocerán como Roxanne en “Crimen Ferpecto”, Claudia en “Desde que amanece apetece” o Angie en “Isi Disi”; otros se habrán reído al verla como la presentadora alocada de “Cuatrosfera”, la chuchería más dulce de “Gominolas” o la abogada del bufete de Javier Cámara en “Lex”; mientras que los aficionados a la lectura habrán disfrutado y envidiado sus curvas en las portadas de las revistas. Esto no son más que unos ejemplos de la carrera de Kira Miró que con tan sólo 28 años, es una de las rubias más conocidas del panorama español.

Su último trabajo es la película “Rivales” de Fernando Colomo, una comedia en la que el fútbol sirve como excusa para destapar las frustraciones de los protagonistas. Kira forma parte de la plantilla de Colomo y comparte banquillo con reconocidos actores como Rosa María Sardá o María Pujalte. Y, aunque reconoce “haber sentido vértigo y miedo por no estar a la altura”, Kira ataca con fuerza en su papel de azafata histérica.




Kira Miró.


Carla Flames / Siglo XXI

En “Rivales”, interpretas a una azafata que se siente observada por los hombres, odia ser una mujer objeto y tiene miedo a las relaciones físicas. ¿Qué hay de Kira en el personaje?

Todos los personajes que hago los trabajo desde mí, desde una parte llevada al extremo que busca encontrar el punto exacto que define al personaje. En el caso de “Rivales”, ese extremo está más marcado. (Riéndose) Por ahora, no tengo brotes violentos ni desequilibrios emocionales como Sara, mi personaje. Soy bastante más normal, más tranquilita.

¿Utilizaste algún método o truco para preparar un personaje que se caracteriza por un perfil tan complejo?

Suelo ser muy observadora y me gusta fijarme en las personalidades de cada uno. También, hablé con especialistas para ver los comportamientos de la gente con esas características para no hacer nada fuera de lo normal. Intentaba estar en situación para comprender mejor a Sara.

Trabajaste con Fernando Colomo en “El Próximo Oriente” y ahora, repites con “Rivales”. Cuéntame... ¿cómo es Fernando como director?

Fernando es un director muy fácil. Cuando empieza a trabajar, tiene muy claro lo que quiere de ti, te lo dice y a partir de ahí, te da total libertad para crear tu personaje. Durante los rodajes, consigue crear una atmósfera muy buena, sin palabras maldichas ni gritos. Todo sale desde la serenidad.

Así que no te importaría que hubiera una tercera vez...

(Riéndose) Ni una cuarta, ni una quinta...

Tengo entendido que tu papel era, en un principio, para Elsa Pataky. ¿Es un honor ser su sustituta o hubieras preferido no ser la segunda opción?

Es algo que ocurre muy a menudo en el cine. Primero, le mandaron el guión a Elsa y por problemas de horarios y trabajo, lo rechazó así que Fernando Colomo me lo ofreció a mi. No es la primera vez que me pasa y tampoco será la última. Sinceramente, no me importa. El personaje es mío y yo pienso en la película a partir del momento en el que llegó a mis manos, todo lo anterior no es importante.

“Rivales” te ha dado la oportunidad de compartir cartel con reconocidos actores como Rosa María Sardá, Ernesto Alterio o Juanjo Puigcorbé. ¿Qué fue lo primero que pensaste al conocer el nombre de tus compañeros de reparto?

Al principio, me dio un poco de vértigo. Fue algo que me impuso bastante y no pude evitar tener miedo por si no estaba a la altura o no alcanzaba el tono de los demás. Pero una vez nos pusimos a trabajar, éramos todos iguales, no habían clases y uno no era mejor que otro. Ha sido un rodaje muy divertido aunque sobre todo, gracias a Santi Millán (su pareja sentimental en “Rivales”). Tenía que estar la mayoría del tiempo con él y fue maravilloso.

Entonces... ¿estarás contenta de haberos vuelto a encontrar en la serie “Lex”?

Sí, la verdad es que estoy encantada. Santi Millán es muy buena gente y tiene un gran sentido del humor. Admiro su forma de tomarse la vida y el trabajo. Es una persona que da gusto tenerla cerca.

Te hemos visto en el cine y en la televisión e incluso, algunos rodajes han llegado a coincidir como es el caso de “Rivales” y la serie “Gominolas”. ¿Cómo te organizabas?

¡Uf!... Algunas semanas, se montaban los rodajes y tenía que grabar la serie durante el día y la película por la noche. Me iba quedando dormida en el trayecto en coche, en las sesiones de maquillaje... Fue agotador pero a la vez, muy placentero.

Generalmente, los personajes que interpretas tienden a ser cómicos. ¿Te sientes más a gusto con el humor que con el drama?

Mis personajes, aunque sean de comedia, mantienen el peso del drama. Tienen problemas, conflictos y en ningún momento, pienso en ser graciosa porque puedes caer en la falta de credibilidad y eso supone un distanciamiento con el espectador. El humor como registro no hace que me sienta más cómoda pero es el camino que he ido escogiendo en los últimos proyectos por la situación en la que me encontraba y por los guiones que me han ido ofreciendo.

¿Qué te parece más difícil: hacer reír o hacer llorar?

Yo creo que hacer reír. Sacar al espectador una carcajada o una risa que le venga de dentro es muy complicado. Muchas veces, hay que conformarse con una sonrisa.

Has realizado desnudos en series, películas y portadas de revistas. ¿Lo consideras una tarea añadida a tu trabajo o un sacrificio por el que hay que pasar?

Mientras pueda desnudarme, lo haré. Incluso hay otras cosas que me dan más pudor que quitarme la ropa como por ejemplo, tener que reírme a carcajadas y que resulte creíble. Reconozco que las primeras veces da vergüenza pero luego, entiendes que es parte de la historia. No son desnudos gratuitos, todos los que he hecho están justificados y son necesarios para el desarrollo de las acciones. Soy consciente de que llegará el día en el que me digan: “Señora, por favor, póngase cuello alto”. Hasta entonces, no tengo ningún problema.

Y para terminar, ¿con quién te gustaría trabajar?

Con Bardem, sin duda.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris