Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bombonera   -   Sección:  

El exorcista Luis Aragonés

Manolo Monfort
Manuel Monfort
miércoles, 25 de junio de 2008, 21:41 h (CET)
El padre Damien tuvo que hacer gala de unos poderes sobrenaturales e inimaginables para acabar con la maldición que arrastraba consigo el alma de la inocente niña, Regan Mc Neil. Y es que el demonio que habitaba en los adentros de Regan la había cubierto por completo de tinieblas y había eliminado en ella todo ápice de bondad. A base, de insistencia y fe, el sacerdote venció al mal y Chris Mc Neil vio como sus ojos volvían a sonreír al volver a recuperar el estado de conciencia de su hija.

Podría aplicarse el guión de esta famosa película a la Selección. Con Luis Aragonés en el papel de padre Damien, la niña poseída sería la Selección y el demonio que había poseído a la niña encajaría en la maldición de cuartos. Por último, el papel de Chris Mc Neil correspondería a esos padecedores de decepciones, es decir, a la hinchada que ha sufrido durante estos veinticuatro años sin ver a su selección auparse a unas semifinales.

En estos veinticuatro años, han sido muchos los exorcistas (Camacho, Clemente, Luis Suárez, Iñaki Sáez, Vicente Miera…) que han puesto todas sus ganas y dedicación en desterrar al “diablo de cuartos”, pero unas veces el infortunio de los penaltys, otras la mala suerte y otras, para que engañarse, la superioridad del rival, nos dejaron con la miel en los labios. Pero, tuvo que ser Luis Aragonés, el que logró dar con la formula mágica para matar a ese fantasma que nos asolaba desde 1984.

Y eso que ha sido criticado y dilapidado hasta casi al borde de la destitución. Pero, al igual que el padre Damien, no le ha faltado la fe y además, ha conseguido formar un grupo unido (su mayor éxito), potenciando además la mayor cualidad de la que presume el fútbol español (el tiki-taka).

Existe otra similitud. Esta data de que al padre Damien le costó sudor y esfuerzos desterrar a su enemigo, ya que el demonio se resistió nada más y nada menos que hasta el instante final. Pues lo mismo le pasó a Luis Aragonés, que no derrotó a su contrincante hasta la lotería de los once metros. Pero, finalmente, las ganas de España se impusieron a beneficio de salir victorioso de la batalla. Además, la historia le devolvió lo que tantas veces le había negado, la suerte desde el punto fatídico.

Para conseguir dicho acometido, Luis Aragonés contó con la ayuda de un santo. Iker Casillas. El meta del Real Madrid ganó la pelea a Buffon por el trono a mejor portero del mundo y se consagró como tal en los lanzamientos fatídicos, no en vano, detuvo dos de estos, que bien valieron el billete a semifinales. También pusieron su magia para acabar con el maleficio, Cazorla, Marcos Senna y David Villa. El hechizo final lo puso, Cesc Fabregas, cuyo gol supuso la gloria y el alarido de todo un país. ¡¡Cuanto habíamos esperado y que ganas que teníamos de cantar este ansiado gol!!

La campeona del mundo se envenenó acorde a su propia medicina. Jugó para ir a los penaltys, confiado de que ahí, como tantas veces ha hecho, obtendría el acceso a semifinales. Pero, esta vez, la suerte italiana se volvió esquiva. Lo cierto es que las bajas de Pirlo y Gattusso pesaron en demasía, el centro del campo no creó, constantes pelotazos para Luca Toni, que a buen seguro hubiera agradecido más balones raseados para hacer gala de su peligroso remate. Mucha culpa también tuvieron Puyol y Marchena, olé por ambos. Demostraron que la defensa no es tan endeble como parecía y sujetaron bien cualquier embestida italiana.

Ahora, a un paso de la final, espera Rusia. Pero, que nadie espere que está todo hecho. Los rusos tienen tanta ilusión o más que nosotros y por si fuera poco, reclaman vendetta por la final que les ganamos en 1964. Arshavin ha cambiado la cara de Rusia, su desequilibrante uno contra uno no solo ha destrozado a sus oponentes, sino que también ha hecho mejores a sus compañeros. Hiddink es evidente que país que pisa, país que sale con vitola de héroe. En Rusia le han levantado una estatua en su honor…¿se imaginan qué le harían si ganan la Eurocopa? Bueno, esperemos que esto no suceda ¿por qué saben que significaría, no? Bien pues, espero que en la próxima columna pueda hablar de la España campeona de la Eurocopa. Luis, sigue practicando tus exorcismos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris